Un sueño de cuatro medallas

Galicia aporta catorce deportistas a los Juegos Olímpicos con varias opciones sólidas a subirse al podio - La vela y el piragüismo, habituales viveros para los gallegos, vuelven a ser las mejores opciones

04.08.2016 | 16:49
David Cal, Begoña Fernández, Támara Echegoyen, Teresa Portela y Gómez Noya, tras su regreso a Vigo hace cuatro años. // José Lores

Aunque la competición arrancó ayer con la puesta en marcha del fútbol (el menos olímpico de los deportes), los Juegos arrancan "oficialmente" mañana. Dieciséis días trepidantes en los que competirán finalmente catorce gallegos en busca de la mayor gloria que existe en el deporte. Las grandes esperanzas pasan una vez más por lo que suceda en el canal de piragüismo y en el mar gracias a la vela. La previsión más optimista permite soñar con cuatro medallas para una expedición gallega que sufrió la pérdida del gran Javier Gómez Noya.

A un día de que se encienda el pebetero en Maracaná (escenario de las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos), catorce gallegos sueñan con su participación en Río de Janeiro. Una cifra similar a las de anteriores ediciones, aunque con parecidas opciones de subirse al podio pese a alguna ausencia lamentable. Algunos llegaron en la primera remesa como sucedió con los regatistas o el arquero Miguel Alvariño que entra en competición mañana mismo (el tiro con arco es el único deporte que se estrena el día de la ceremonia de inauguración), pero buena parte de ellos aún están en casa dando los últimos toques a su preparación. Es el ejemplo de los atletas o los piragüistas, que son de los últimos en entrar en competición.

El grupo de deportistas gallegos que acude es muy diverso. Desde los muy veteranos, como la palista Teresa Portela que vivirá sus quintos Juegos Olímpicos, a los novatos como el atleta Jean Marie Okutu, el último en subirse al tren olímpico, junto a las gallegas Vanessa Rial y Paula Medín, que fueron incluidas finalmente en el equipo de rugby 7 que competirá en los Juegos.

La de Río será una de las citas olímpica con mayor representación de la comunidad. El récord está en 17 gallegos, en las citas de Barcelona 92 y Sydney 2000. Los Juegos de Pekín en 2008 contaron con la presencia de 13 deportistas de Galicia, y se cosecharon medallas en vela con el oro de Fernando Echávarri y Antón Paz; y en piragüismo, con el oro de Carlos Pérez y la plata de David Cal.

También saboreó la gloria Galicia en Londres, a donde acudió con 12 representantes. Allí Támara Echegoyen y Sofía Toro lograrían el oro en el match race femenino, mientras que Gómez Noya se colgaría la plata, al igual que David Cal; mientras que la jugadora de balonmano Begoña Fernández alcanzaba el bronce y se convertía en la primera viguesa en subirse a un podio olímpico.

La palista Teresa Portela ejercerá de veterana. Afronta en Río los que serán sus quintos Juegos. Con cuatro diplomas de sus participaciones anteriores, la canguesa no oculta su ambición y su intención de luchar por las medallas en esta ocasión, en la que remará en la distancia de K-1 200. Es una de las opciones que tiene España, aunque competirá en una distancia complicada, que penaliza al máximo el mínimo error. Hace cuatro años en Londres se quedó a solo dos décimas de su primera medalla y ahora, después de ser madre en este ciclo olímpico, sueña con completar una carrera extraordinaria.

La nómina de palistas en Río se completa con tres debutantes. Rodrigo Germade y Óscar Carrera forman equipo, junto a Javier Hernanz e Íñigo Peña, en un K-4 1.000 que no conseguía la clasificación olímpica desde Atlanta 96. Son un bote que ha hecho un gran trabajo en este ciclo y en el que hay puestas muchas esperanzas de cara a la cita en Brasil. El cuarto palista que estará en Río es Cristian Toro, que remará junto al catalán Saúl Craviotto en el K-2 200. Aquí es donde Galicia puede tener su opción más clara de medalla. La impresión que han dado en las competiciones internacionales en las que se han asomado ha dejado a los rivales con la boca abierta. Son una pareja que compensa la experiencia del leridano con la potencia del gallego. El trabajo de compenetración que han hecho en los últimos dos años les ha llevado a las puertas de Río convencidos de sus inmensas posibilidades.

GALERÍA | Los 14 gallegos que estarán presentes en Río 2016

Támara Echegoyen anuncia que luchará de nuevo por el oro en el 49er. La campeona olímpica en Londres cambia de clase tras la desaparición del "match race" con el que brilló hace cuatro años, pero eso no merma su ambición y llega a los Juegos de 2016 con confianza en su equipo y en su nueva compañera Berta Betanzos. Como en el caso de otros gallegos, los resultados en las pruebas en las que han estado en los últimos meses las sitúa entre las favoritas a pelear por las medallas. Pero no será sencillo en una clase compleja.

En vela también estarán el sonense Iago López en el 49er masculino y Fernando Echávarri, en Nacra. Las opciones en estas dos clases son algo menores en principio. Pero hay factores que siempre garantizan el nivel de los gallegos en la competición de vela. La experiencia de alguien como Echávarri, que sabe lo que es subirse a lo más alto del podio hace ocho años junto a Antón Paz, es un factor más a tener en cuenta.

La nómina de atletas es también extensa. Alessandra Aguilar competirá en maratón en los que serán sus terceros Juegos. Por su parte, el discóbolo Frank Casañas afronta su quinta cita olímpica (la tercera como atleta español) y el saltador de longitud Jean Marie Okutu ejercerá de debutante.

En tiro con arco está confirmada la presencia de Miguel Alvariño. Será para el de As Pontes su primera cita olímpica, al igual que para la nadadora María Vilas y para las coruñesas Vanessa Rial y Paula Medín, integrantes de la selección femenina de seven que lograron una histórica clasificación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine