26 de mayo de 2017
26.05.2017

May se queja a Trump por la filtración de datos del atentado de Mánchester

La Policía británica, "furiosa", deja de compartir información con la inteligencia norteamericana sobre el ataque terrorista

26.05.2017 | 02:23

"Voy a dejarle claro al presidente Trump que el intercambio de inteligencia entre organismos de seguridad debe efectuarse de manera segura", anunció ayer la primera ministra británica, Theresa May, a su llegada a la cumbre de la OTAN en Bruselas a la que también asistió el presidente de Estados Unidos.

La Policía británica ha dejado de compartir información con las autoridades norteamericanas tras las filtraciones a la prensa estadounidense de datos clave de la investigación del atentado del lunes en Manchester. Según la BBC, la Policía de la ciudad está "furiosa".

La divulgación de datos a los medios estadounidenses y la difusión, el miércoles, por "The New York Times" de imágenes del lugar del ataque, que dejó 22 muertos y 64 heridos, entre ellos niños, ha provocado un enorme malestar entre las autoridades británicas.

Las imágenes fueron difundidas por el rotativo neoyorquino después de que se revelara información clave a periodistas norteamericanos sobre lo sucedido, como la identidad del terrorista suicida, Salman Abedi.

Medios de EE UU se adelantaron también a las autoridades británicas en la revelación de que el ataque era un atentado terrorista, un extremo que entonces aún no había confirmado la Policía.

La queja británica se debe a la filtración, por parte de los servicios de seguridad de EE UU, de información que la inteligencia de Reino Unido había compartido con ellos. Pero en su respuesta, en público, a las quejas de May, Trump quiso presentar a los periodistas como los culpables. El magnate anunció que pedirá una investigación.

"Esas filtraciones han estado ocurriendo durante mucho tiempo y mi Gobierno llegará al fondo del asunto", dijo, aludiendo a los quebraderos de cabeza que a él y a su equipo le está dando la marea de informaciones que se publican en su país con detalles, cada vez más comprometedores para Trump, sobre la denominada "conexión rusa".

Las "presuntas filtraciones" de información confidencial son algo "muy preocupante" y representan "una grave amenaza para la seguridad nacional", agregó.

A May y a Trump se les vio ayer hablar amigablemente durante la cumbre de la OTAN.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine