El Gobierno multa por pesca ilegal a dos buques vinculados a armadores gallegos

Pesca investiga a nueve personas y tres empresas en la operación "Sparrow 2" por su vinculación con los pesqueros "Thunder" y "Tchaw"

03.08.2017 | 03:17
El "Thunder", antes de hundirse frente a Santo Tomé. // Sea Sepherd

El Gobierno abrió un expediente sancionador a nueve personas y tres empresas, todas de nacionalidad española, para determinar cuáles fueron sus responsabilidades y participación en la propiedad, gestión y explotación de dos buques pesqueros vinculados a armadores gallegos y a la pesca ilegal. Según informó el Ministerio de Pesca ayer, se trata de los barcos Thunder y Tchaw, que varios organismos internacionales identificaron como implicados en pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (pesca Indnr, por sus siglas en inglés) e investigados en el marco de la operación Sparrow 2.

La Secretaría General de Pesca inspeccionó las sedes de varias empresas en las provincias de Pontevedra, A Coruña y Ourense los días 28, 29 y 30 de julio de 2015. Las actuaciones del servicio de control derivaron en la obtención de numerosa documentación sobre los buques Viking y Seabull 22 (ambos fuera de servicio y sancionados) y Thunder y Tchaw, sobre los que Pesca investiga ahora su implicación en actividades ilícitas. La legislación española tipifica estas prácticas como infracciones "muy graves" que pueden sancionarse con multas de entre 60.001 y 600.000 euros, además de exponer a las personas y empresas implicadas a la inhabilitación y a la prohibición de obtener ayudas públicas.

Los buques Thunder y Tchaw están incluidos en la lista de implicados en la pesca Indnr desde el 2010, aunque tres años antes la Organización Pesquera para el Atlántico Sureste (Seafo, por sus siglas en inglés) los identificó por desarrollar prácticas ilícitas. La Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marines Antárticos (Ccrvma o Ccamlr, en inglés) incluyó en 2005 al Tchaw en su lista negra y un año después, en 2006, hizo lo mismo con el Thunder.

El Gobierno destacó ayer la importancia de los números IMO (de la Organización Marítima Internacional) que permiten identificar las embarcaciones y hacer un seguimiento de sus actividades y los productos que capturan. Para dificultar este rastreo, los buques piratas operaron bajo diferentes nombres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fuego del astillero tradicional de Moaña se resiste a irse

Ya pasaron más de dos meses desde que alguien quemase...

 
 

Los 95 de Roberto Vidal

Ardo en deseos de verme a mediados de la próxima semana con Roberto Vidal y sus 95...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

Los ´errores´

Lo más probable, vista la costumbre de algunos políticos, es que el...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

Goethe y la ´turismofobia´

Cuando en el otoño de 1786, Johann W. Goethe, después de haber soportado un mal...

 
 

MATÍAS VALLÉS

Barcelona entra en la ´nueva normalidad´

No es un atentado contra España o Cataluña, el terrorismo islámico...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine