04 de abril de 2017
04.04.2017

Pesca cierra para Pontevedra la pesquería de xarda de artes menores tras una semana

Cerca de cuarenta barcos se desplazaron al norte para participar en la campaña

04.04.2017 | 02:12
Dos marineros apilan cajas de xarda en un barco.

La Secretaría General de Pesca cerró tan la pesquería de xarda (o caballa) para los barcos de artes menores de la provincia de Pontevedra. Las cerca de 40 embarcaciones han tenido que regresar del Cantábrico tras haber pescado tan solo cinco días en el mejor de los casos, lo que supone cuantiosas pérdidas para los armadores de esta flota que realiza pesca dirigida.

La campaña se inició el pasado día 27 para esta flota y el cierre, de carácter provisional y precautorio, llegó ayer. En concreto, se hace efectivo desde la medianoche de hoy para los "buques con pabellón español pertenecientes a los censos de otras artes distintas al arrastre y cerco" pero, matiza Pesca, "con puerto base en Pontevedra".

Con inversiones de entre 2.000 y 3.000 euros para desplazarse hasta el norte (incluyendo combustible, comida, alojamiento en algunos casos para las tripulaciones....), los armadores regresan con la impotencia de saber que podrían haber pescado más de haber un acuerdo entre las federaciones provinciales de cofradías en Galicia. "No se preocupan de los que están lejos de sus casas", se quejaba ayer uno de los armadores, de O Grove, que también censuraba que no se avisara ni con 24 horas de antelación teniendo en cuenta lo lejos que se encuentran de su hogar.

Con poco más de 572.000 kilos de cuota, Pontevedra es la provincia gallega con el mayor número de barcos de este tipo pero la menor cuota. De las 12.003 toneladas de cuota para todo el Cantábrico Noroeste, la provincia tiene menos del 5%, mientras que Lugo cuenta con el 5,8% de la cuota (696.177 kilos) y A Coruña con 6,9% (828.211 kilos).

Hasta la fecha la flota gallega gestionaba y repartía de forma conjunta la cuota asignada a la comunidad para la flota de artes menores. Sin embargo, este año Lugo decidió ir por su cuenta y posteriormente A Coruña hizo lo propio.

Con un tope de 2.000 kilos por tripulante a la semana, los armadores ya alertaban a finales de la pasada semana que probablemente estaban agotando la escueta cuota. Sin embargo, aseguraban estar viviendo buenos días de pesca y estimaban que restarían "unos tres días más de trabajo". Finalmente no fue así.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LUIS MUÑIZ

Hacer política

La dificultad de pensar en el día después sin plan B de Rajoy y con C's y Podemos yendo a lo suyo

 
 

MANUEL TORRES

Aquel San Miguel

Como hicimos con la fiesta de la Patrona, seguiremos hoy con las de San Miguel para que los...

 
 

JAVIER SÁNCHEZ DE DIOS

El tiempo

Con las cifras en la mano, y el mayor de los respetos para quien opine lo contrario,...

 
 

ANXEL VENCE

¿Adónde van los que se van?

Hay un chiste poco conocido y quizá no muy gracioso sobre los últimos días...

 
 

JOSÉ MANUEL PONTE

Rasputín y los efectos del cianuro

En el pasado verano fue objeto de polémica en los medios una...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

La eterna desconfianza y división de la izquierda

No ocurre solo aquí con Izquierda Unida y ahora con Podemos y...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine