Un palangrero de A Guarda es retenido en Santo Tomé y Príncipe

Goza de un permiso de la UE para pescar tintorera en esas aguas, aunque habían cercenado las aletas a los ejemplares

09.08.2016 | 14:25
El "Alemar Primero". // Magrama

El "Alemar Primero", un buque perteneciente a la Organización de Palangreros Guardeses (Orpagu), lleva retenido en Santo Tomé y Príncipe desde el pasado fin de semana. Según ha indicado Joaquín Cadilla, presidente de la asociación, el barco pescaba tintorera (quenlla, un tipo de tiburón) cuando una patrullera les hizo una inspección a bordo. "La patrullera era de Gabón, porque parece ser que los países comparten vigilancia en la zona. Ha sido un error, pero les obligaron a volver a tierra hasta que todo se aclare", ha explicado. Aunque el pesquero posee autorización de la UE para pescar "tiburón azul" en esas aguas, habrían cercenado las aletas a los ejemplares pescados, práctica prohibida a toda la flota comunitaria.

En aguas gabonesas está prohibida la pesca de cualquier especie de tiburón, según informa Cadilla. Ante la duda que despertó a los inspectores, el "Alemar Primero" fue llevado a tierra mientras el país realizó una consulta a la Unión Europea para esclarecer si el barco tiene el permiso necesario para pescar en aguas de Santo Tomé y Príncipe. Los inspectores comprobaron a bordo que había aletas separadas de los cuerpos de los tiburones. 

Joaquín Cadilla ha informado de que la licencia que tiene el buque es para "túnidos y especies afines" y no especifica claramente que se pueda coger tiburón. "Entendemos que tan pronto llegue la confirmación de que sí pueden, el barco volverá a salir. Suponemos que esta misma semana ya podrá volver a pescar", ha concretado. 

El presidente de Orpagu ha confirmado que el buque de A Guarda deberá ser sancionado por cortar aletas a bordo por parte de la UE, aunque ha avanzado que harán una junta directiva urgente para aplicarle las normas de régimen interno a la armadora del palangrero, que contemplan multas ante estas actuaciones. 

Según Cadilla, tanto el Gobierno de España como la Embajada en la zona están volcados en solucionar este tema. "No estaban cometiendo ninguna ilegalidad en cuanto a la licencia de pesca. Hay nervios porque ves que están en un país que no tienen claro los protocolos que firman con la UE, pero por lo demás estamos tranquilos", ha matizado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine