Campaña estival del marisqueo a flote

La flota de la ría de Vigo arranca con poca almeja fina, mucha japónica y buenos precios

Unos 120 barcos de Moaña, Cangas, Redondela, Arcade y Vilaboa empiezan a trabajar en los "bancos de verano" -La japonesa se vendió a una media de 8,5 euros y el berberecho a 13 euros

07.06.2016 | 02:26
Subasta ayer en el Berbés, con Clemente Bastos, patrón mayor de Redondela, en el centro. // Adrián Irago

Alrededor de 120 barcos de toda la ría de Vigo comenzaron ayer la campaña del marisqueo a flote en los "bancos de verano", que se distribuyen entre Samil, Cíes, As Estelas y Massó en su parte más externa y en O Cabalo (en Vilaboa) en la más interna. Precisamente fue en este punto donde ayer se concentraron la mayoría de los barcos, procedentes de las cofradías Moaña, Cangas, Arcade, Vilaboa y Redondela. El balance de la primera jornada fue positivo en cuanto a las capturas -casi todo el mundo fue capaz de completar su cupo con relativa rapidez- y en los precios. La almeja japónica o japonesa se movió en el entorno de los 8,5 euros, mientras que la fina alcanzó los 27 euros. Este primer día también parece confirmar la recuperación del berberecho, que alcanzó un precio medio de 13 euros. La incógnita es saber si se mantendrá en los próximos meses.

Sobre el berberecho, muchos marineros alertan de que el cupo de 7 kilos será inviable en cuestión de semanas. La parte negativa está en las escasas capturas de la almeja fina, "que sobre todo morre pola cantidade de auga doce que chega á ría", argumentan desde el sector.

La ría de Vigo tiene consideración de zona de libre marisqueo sometida a un plan de explotación conjunto, en el que participan todas las cofradías (salvo Baiona, cuyos asociados en esta época se están dedicando al percebe). Para poder trabajar todo el año y garantizar la conservación del recurso, el sector delimita unos bancos marisqueros para los meses de invierno y otros para los del verano, que fue donde se empezó a trabajar ayer. Por contra, en la ría de Pontevedra (en la zona externa, ya que la interna está cerrada) la veda fue en abril, por lo que ya faenan desde mayo.

La gran mayoría decidió probar fortuna el primer día en la zona de O Cabalo, en Vilaboa. "Sabíamos que ese banco está muy bien y tenemos incluso cría para el año que viene", explicaba ayer el patrón mayor de Redondela, Clemente Bastos, que añadía que "cuanto más se trabaja el mar, más produce". Las cofradías aún tienen otra zona reservada, la de Pedra Blanca-Illa de San Simón, pero que se reserva para la parte central del verano.

Los topes de capturas estaban fijados en siete kilos de almeja japónica, uno de fina y siete de berberecho, aunque en el caso de no coger ese kilo de fina se podría coger hasta nueve de japonesa, según explicó Bastos.

En Moaña salieron al marisqueo a flote cerca de 30 embarcaciones de las 45 registradas en la cofradía. La mayoría de ellas descargaron directamente en Santa Cristina y el producto fue trasladado a Vigo en furgoneta para su venta. "Ten moi boa pinta a abundancia de xapónica, sen embargo o croque pensamos que será escaso en breve, aínda que hoxe se colleron os cupos", apunta Iván Martínez, del barco Mª del Carmen. Esta embarcación tampoco logró capturar todo el cupo permitido de almeja fina. Otros marineros apuntan a una recuperación del berberecho, aunque todos señalan que este producto sigue sin pasar por uno de sus mejores momentos, con un tamaño pequeño.

En el muelle de Meira calculan que los precios pueden ser mejores cuando se diversifiquen las capturas, pues en unas semanas no habrá tantos barcos dedicados a la captura de marisco.

En el caso de Cangas la flota está formada por una veintena de embarcaciones, pero solo han iniciado la campaña media docena. El sector, una vez finalizada la temporada de invierno, opta en su mayoría por cambiar de arte y dedicarse a la extracción de otros recursos pesqueros.

Una de las cofradías con mayor presencia en el primer día fue la de Arcade, con más de una treintena de barcos. "Si el primer día no es bueno, malo sería", apuntaba ayer con ironía la patrona mayor, Rita Míguez, que también recordaba que sus asociados estaban "muy contentos" con la jornada y cree que "van a aguantar bien la temporada".

En el caso de los barcos de Redondela, Bastos explica que fueron unas doce embarcaciones las que participaron. El patrón mayor explicaba que los barcos de su cofradía "vinieron llenos" tras haber ido a un banco que "está muy bien".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine