Galicia gana la batalla a Asturias por el control del mercado de la merluza del Norte

La rula de Burela, en la que cada vez hay más barcos asturianos, garantiza mejores precios de venta y acapara ya el 35 por ciento del total de descargas

28.03.2016 | 01:27
Una descarga de merluza en un puerto gallego. // Juan Varela

Galicia ha ganado la batalla por el control del mercado de merluza del Norte. La ilusión que llegó a alimentar el puerto pesquero de Avilés de erigirse en la capital española de esta especie se diluye ante la evidencia de que es otra localidad -Burela, en Lugo- la que ha tomado claramente la delantera en ese sentido y ostenta el liderazgo incuestionable. Por número de toneladas descargadas en sus muelles, por el precio medio de venta del pescado, por la tendencia estadística de los últimos años y por la capacidad de atraer a flotas foráneas a su cancha de ventas, la lonja de Burela es la actual referencia obligada si de merluza se trata.

El análisis estadístico de lo ocurrido en la última década evidencia el impulso gallego y la decadencia asturiana en relación a las ventas de merluza. De 2005 a hoy, la rula de Burela pasó de vender 3,47 millones de kilos a 11,4, lo que supone un incremento de las descargas de merluza del 228,2% fruto de la política europea de mano abierta para con los cupos de la especie, cuyo stock biológico ha experimentado una notable mejoría, según los estudios científicos realizados. Esta cifra supone más del triple que en Avilés, que en el mismo período de tiempo pasó de vender 2,6 millones de kilos de merluza a 4,5, lo que representa un aumento de actividad del 70,5%.

Si la comparación de las toneladas de merluza que uno y otro puerto comercializan favorece a Burela, los datos económicos son palmarios: la facturación por merluza de la lonja gallega subió un 154% (de 20,14 a 51,26 millones), mientras que la asturiana aumentó en la década un 17% (de 14 millones a 16,37). El registro gallego es nueve veces mejor que el de la rula de Avilés. Otra forma de ver este dispar comportamiento es reseñar que la rula de Burela movía en 2005 el 18,55% de todas las descargas de merluza realizadas en los cinco principales puertos pesqueros del Cantábrico y el año pasado gestionó el 35%, prácticamente el doble.

En correspondencia con la ganancia de más volumen de descargas, Burela ha consolidado una tendencia de precios medios de la merluza más altos que los de Avilés, una circunstancia que es determinante para que los armadores que pueden elegir dónde vender las capturas de sus barcos se decanten por un puerto u otro. En 2015, el precio medio de la merluza subastada en la cancha de la rula de Burela fue de 4,49 euros el kilo (el séptimo mejor de la década) y el logrado en Avilés fue de 3,62 euros, quinto mejor de la década y aún así un 19% inferior al de la lonja gallega.

Las cifras

En total, y según los datos de la Plataforma Tecnolóxica da Pesca -dependiente de la Consellería do Mar-, en Galicia se descargaron durante 2015 un total de 32.488 toneladas de merluza, lo que supuso un incremento del 8,1% respecto al año anterior, cuando fueron 30.038 toneladas. El valor alcanzado por estas capturas fue de 131.154.899,48 euros.

En cuanto a los puertos en los que más descargas se produjeron en 2015, tras Burela le sigue Celeiro (10.857 toneladas por 44.8 millones), A Coruña (5.961 toneladas por 21,8 millones) y Vigo (2.382 por 7,9 millones). Por su parte, según estos datos, en Burela entraron 11.408 toneladas que alcanzaron un valor total de 51,2 millones. El precio máximo que alcanzó la merluza en este puerto fue de 22,66 euros el kilo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine