Galicia, el oasis del mar profundo

Las tres expediciones en aguas gallegas del Proyecto Indemares, del Instituto Español de Oceanografía, descubren el fondo más rico de la costa española y exigen su protección

17.03.2013 | 00:00
Los investigadores seleccionan las especies recogidas a bordo. IEO.
Los investigadores seleccionan las especies recogidas a bordo. IEO.

Por su estratégica ubicación, la presencia de un monte submarino y lo alejado que se encuentra de la costa, el banco submarino gallego es uno de los más ricos de toda España. El Proyecto Indemares, del Instituto Español de Oceanografía, ha realizado tres intensas campañas en aguas gallegas desde 2009. En estos momentos, los investigadores trabajan en la catalogación de las especies encontradas pero ya pueden adelantar que superarán el millar, entre ellas algunas nuevas para la ciencia. Esta extraordinaria biodiversidad exige la consideración de Area Marina Protegida.

Más de mil especies diferentes pueblan los fondos marinos del banco de Galicia, uno de los más ricos de toda España. Así lo han descubierto -durante tres campañas submarinas que comenzaron en 2009- los investigadores del proyecto Indemares. Este proyecto del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y la Fundación Biodiversidad -que ahora se encuentra en proceso de identificación de las especies encontradas- tiene como objetivo estudiar la estructura y dinámica de los ecosistemas profundos para conseguir la declaración europea de Área Marina Protegida, algo que en España hasta ahora no existe en las zonas de mar abierto.

El investigador del IEO Alberto Serrano, que ha dirigido las tres campañas del proyecto en Galicia, está convencido de que la zona exige la consideración de área protegida. "Por una parte lo merece por la enorme diversidad de especies que acoge: de momento hemos catalogado 666 y solo hemos analizado la mitad de las recogidas, por lo que seguro que finalmente sean más de mil. Entre ellas hay especies endémicas, algunas por primera vez vistas en aguas españolas e incluso europeas, y especies nuevas para la Ciencia. Por otra parte, posee hábitats vulnerables y frágiles de gran importancia ecológica, especialmente debido a que están formados por especies de crecimiento y regeneración lentos", argumenta el investigador.

Las especiales características geográficas del banco de Galicia son las "culpables" de esta impresionante biodiversidad. "Se trata de un monte submarino de origen no volcánico, situado a 180 km de la costa noroeste española y es el banco español más profundo; la menor profundidad es de 650 metros y la máxima alcanza los 5.000 metros", describe Serrano. Lo que hace particularmente interesantes a los montes submarinos es el hecho de que aumentan las condiciones de producción de las áreas que los rodean (en el mar abierto y mar profundo suelen predominar condiciones de baja productividad biológica). "Por ello suelen denominarse como oasis del mar profundo", apunta Serrano.

"Estas montañas generan remolinos donde se acumulan nutrientes que conducen a un aumento en la disponibilidad de alimento para la fauna; además, las corrientes y las pendientes abruptas exponen la roca y favorecen el desarrollo de hábitats vulnerables", añade el investigador. La localización estratégica del banco de Galicia "favorece además que se encuentre fauna de bancos irlandeses, africanos, de Azores y Madeira", asegura el experto.

Las tres campañas de Indemares en Galicia se desarrollaron en los años 2009, 2010 y 2011 y cada una de ellas tuvo una duración aproximada de 40 días. Una veintena de investigadores a bordo de los buques Cornide, Thalassa y Miguel Oliver, respectivamente, se encargaron de tomar muestras de vídeo, fotografías y de recoger muestras a grandes profundidades para describir el banco. "Técnicamente, fue bastante complicado trabajar y solo pudimos acceder hasta 2.000 metros, a lo que se une la mala climatología, a pesar de que las campañas las realizamos en verano", recuerda el director.

"Hemos encontrado fondos marinos de dos tipos: blandos o sedimentarios y rocosos y existen hábitats de interés, tanto para la conservación como de interés ecológico, en ambos tipos de substrato", apunta Alberto.

En concreto el investigador destaca la importancia de los corales, colonias densas de corales de aguas frías formadas por las especies Lophelia pertusa y Madrepora oculata, tanto en roca como en arena. "Son de gran interés las comunidades de corales negros (Antipatharia), corales bambú (Isidida), -"que pueden tener cientos de años" -gorgonias y esponjas de gran porte (Hexactinellida y Demospongia).

Durante estos años de trabajo, el proyecto Indemares, que abarca el estudio de 2,5 millones de hectáreas- ha realizado en toda España un total de 110 campañas oceanográficas con más de 300 personas implicadas, 200 investigadores y 50 publicaciones.

Suscriptor | Opinión

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ISABEL CALLE SANTOS*

Amor obsesivo como enfermedad

En 1979, la psicóloga Dorothy Tennov, publicó el...

 
 

MANUEL TORRES

El Museo del Mar

Desde hace tiempo unos marinenses, hombres de la mar, se han propuesto conseguir un local, con...

 
 

A vueltas con el congreso del PP de Cangas

Que me tienen loco con el congreso local del Partido Popular de...

 
 

ANXEL VENCE

Vacaciones con mando a distancia

Aunque por la barba y el continente recuerde a un prócer...

 
 

DANIEL CAPÓ

Plena soberanía

La nueva sensibilidad política que consiste en dejar solo el músculo de la voz del pueblo sin...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

Los medios no le dan tregua

Los medios de Estados Unidos, tal vez arrepentidos de no haber hecho lo suficiente para evitar...

 
 
Enlaces recomendados: Premios Cine