Elecciones Catalunya 2015

El voto por correo para este 27S aumenta un 56%

Más de 5,5 millones de catalanes están llamados a votar en la jornada electoral más decisiva de su historia

27.09.2015 | 17:04

Un total del 131.033 personas han solicitado votar por correo en estas elecciones catalanas, cifra que supone casi un 56 % más que en los comicios de 2012 y permite a la Generalitat augurar para este domingo  un aumento significativo de la participación.

La consellera de Gobernación, Meritxell Borràs, ha presentado en rueda de prensa el dispositivo preparado para la Generalitat para la jornada electoral del 27S, que movilizará a 9.889 agentes de los Mossos d'Esquadra y las policías locales para garantizar la seguridad de la contienda.

Una de las cuestiones que ha subrayado Borràs es el aumento de la solicitud de voto por correo, que ve como un hecho "positivo" porque le permite vaticinar un crecimiento de la participación, pero ha lamentado las trabas que han impedido que puedan ejercer su sufragio de esa forma gran parte de los catalanes residentes en el extranjero.

Concretamente, no podrán votar por correo los catalanes residentes en Estados Unidos, Chile, México y Shangai, según Borràs, que ha reprochado la "insensibilidad" de la Junta Electoral Central ante las reiteradas solicitudes que ha hecho la Generalitat para que se ampliaran los plazos para emitir sufragios desde el extranjero.

Asimismo, la consellera ha pedido a los electores que den "una lección de civismo y respeto" en el 27S, dado que, en su opinión, "los ojos del mundo" estarán mirando mañana a Cataluña y, en ese sentido, ha destacado que se han acreditado para cubrir los comicios 550 periodistas, 180 de ellos internacionales.

Más de 5,5 millones de catalanes

Más de 5,5 millones de catalanes están llamados a votar mañana en la jornada electoral más decisiva y enconada de los últimos tiempos en Cataluña por el carácter plebiscitario que le han querido dar las fuerzas independentistas, y que se celebran a sólo tres meses de las generales.

La campaña electoral ha sido poco usual y ha pivotado en los pros y contras de la independencia de Cataluña, la probable salida de la UE si consuma la secesión, los pronunciamientos de altos dirigentes internacionales a favor de la unidad de España -incluido Barack Obama-, la voz de empresarios alertando sobre la independencia y, muy importante en la "foto finish" electoral, las llamadas a la participación.

Unas elecciones catalanas jamás han alcanzado el 70 % de participación y muchos estudios consideran que si se supera dicho umbral, el voto no soberanista del área metropolitana de Barcelona podría frenar a un movimiento independentista muy movilizado y que, según los sondeos, tiene serias opciones de ganar en escaños el 27S, aunque más difícilmente en votos.

En este contexto, los líderes nacionales se han volcado en la campaña catalana como nunca y hasta el último momento. Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos), Alberto Garzón (IU) y, por supuesto porque "juega' en casa" Albert Rivera (Ciudadanos) se han volcado en actos y mítines electorales. Y no por casualidad, puesto que las generales se celebrarán en tan sólo tres meses.

La campaña también ha tenido un gran acento mediático por la gran cantidad de debates de televisión y radio de los siete candidatos, a los que no ha acudido el president Artur Mas pese a optar a la renovación del cargo.

Su plaza ha sido ocupada en la mayoría de casos por el cartel electoral de Junts pel Sí (CDC y ERC), el exdirigente de ICV Raül Romeva, que ha medido su grado de exposición en los medios para no tener que rendir cuentas de una legislatura catalana marcada por los recortes sociales derivados de la crisis económica.

La guinda de la campaña la puso el líder de ERC en Barcelona, Alfred Bosch, que generó una guerra de banderas en el balcón del Ayuntamiento durante las fiestas patronales de la Mercè al colgar una "estelada", un gesto que generó indignación en amplios sectores y que provocó incluso su disculpa pública.

Así las cosas, Cataluña pondrá en marcha mañana el proceso electoral con la constitución de las mesas electorales a las 08:00 horas, un requisito necesario para poder empezar las votaciones a partir de las 09:00 horas, cuando se abren a los ciudadanos los colegios electorales.

Para estas elecciones autonómicas se han dispuesto un total de 8.181 mesas, 51 más que en las anteriores, celebradas en noviembre de 2012, y se ha movilizado a 24.543 personas como titulares de estas mesas, a 49.086 como suplentes y a 3.885 representantes de la administración.

Por provincias, habrá 5.836 mesas en la provincia de Barcelona, 1.002 en Tarragona, 823 en Girona y 520 en Lleida, mientras se han habilitado un total de 2.697 colegios electorales, 21 menos que en los anteriores.

Un total de 5.510.713 catalanes, de los que 195.533 residen en el extranjero, tienen derecho a voto en estos comicios autonómicos en los que se elige a los 135 diputados que forman el Parlamento autonómico, del que saldrá el próximo presidente de la Generalitat.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine