Rajoy dice no tener previsto remodelar el Gobierno por la salida de Arias Cañete

El presidente elude aclarar si el primer cambio en su gabinete tras dos años y tres meses de legislatura será inmediato o después de Semana Santa, ante la ausencia del Rey

10.04.2014 | 08:02
Dolores de Cospedal y Miguel Arias Cañete, ministro y candidato al Parlamento europeo por el PP. // Efe

Mariano Rajoy dio a entender ayer que no prevé una crisis de Gobierno más allá de la sustitución puntual del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, finalmente cabeza de lista del PP para las elecciones europeas del 25 de mayo. No ha habido la menor sorpresa en una decisión que supondrá el primer cambio en el Ejecutivo más longevo de la democracia y que se anuncia tras dos años y tres meses de legislatura.

El esperado nombramiento de Cañete lo hizo público Dolores de Cospedal a 45 días de la cita con las urnas poco después de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, desvelara que el PP presentará a su candidato el sábado en Toledo. El comité electoral cerrará hoy, jueves, la lista. El presidente del Congreso, Jesús Posada, apuntó que entonces se podrá vislumbrar si Rajoy opta por sustituir solo al titular de Agricultura o si la remodelación alcanza a más ministerios.

Aunque los ministros y cargos del PP consultados apostaban por cambios mínimos, los rumores de que en la candidatura entrarán más ministros disparó las especulaciones. Preguntado por los periodistas a la salida de la sesión de control si tenía en mente hacer una remodelación más amplia aprovechando la salida de Cañete, el jefe del Gobierno respondió: "No hay previsto nada de eso". Tampoco aclaró Rajoy qué día será relevado el ministro de Agricultura. "Cuando haya algo, se lo diremos", respondió.

Tanto en el Gobierno como en el partido se reconoce que nadie sabe nada de los planes del presidente, ni siquiera Soraya Sáenz de Santamaría. La mayoría de los consultados cree que Rajoy optará ahora por una minicrisis rápida, esta misma semana, y dejará para más adelante una remodelación más amplia a la que se vería obligado en caso de una derrota en las elecciones europeas. Cabe recordar además que la salida de Luis de Guindos está pendiente de que en los próximos meses España logre la presidencia del Eurogrupo.

Sin embargo, a lo largo de la tarde fuentes del Ejecutivo y del PP situaban para justo después de Semana Santa el escenario más probable para los cambios puntuales en el Gobierno. Esas fuentes insistieron en que el relevo no tiene por qué hacerse de forma inminente y apuntaron que Cañete podría asistir mañana, viernes, a su último Consejo de Ministros presidido por Rajoy.

Como en Semana Santa no habrá Consejo, el sucesor de Cañete se estrenaría en el del viernes día 25. Otro dato a tener en cuenta es que el ya candidato del PP tiene previsto acudir el lunes a Luxemburgo a despedirse de los ministros de Agricultura de la Unión Europea. Las fuentes consultadas por la agencia "Efe" dijeron que si no hay relevo esta semana, tampoco es previsible que se haga entre el lunes y el miércoles de la próxima porque el Rey estará de viaje en Emiratos Árabes y Kuwait acompañado por los ministros de Exteriores, Defensa, Fomento e Industria, por lo que impide el acto de jura o promesa del cargo del sustituto de Cañete en la Zarzuela. También se da prácticamente por descartada la remodelación entre el jueves y el domingo de la Semana Santa. En cuanto al sucesor en Agricultura se apunta alguien cerca a Rajoy y ahí comienza a sonar Javier Arenas, pero nada más.

Miguel Arias Cañete, hombre de confianza del presidente, es un político de dilatada experiencia en la UE y políglota. Rajoy lo ha elegido como candidato pensando en situarlo como comisario en el Ejecutivo comunitario. El jefe del Gobierno ha apurado casi al máximo para tomar su decisión (el plazo se acaba el lunes).

Quienes han coincidido con él en Europa insisten en subrayar su conocimiento de los engranajes de la UE y sus dotes de negociador; aseguran que es muy conocido por los altos cargos de otros países y que se mueve como pez en el agua por Bruselas. "No se trata de Zumosol, sino de horas de trabajo y pasillo en Bruselas", dijo de sí mismo Cañete. Pero, sobre todo, es uno los hombres de mayor confianza de Rajoy. Estuvo a su lado en los momentos duros y lo acompañó en su larga travesía hacia La Moncloa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine