El PP ultima un pacto para fijar cuándo un cargo acusado de corrupción debe dejar la política

Los populares retrasan al otoño su Convencion Nacional para alejarse del "caso Bárcenas"

01.04.2013 | 00:00

El PP promoverá un pacto ético con los demás grupos para estudiar cuándo un cargo público implicado en un caso de corrupción debe abandonar sus responsabilidades políticas, de forma que los partidos puedan aplicar el mismo criterio ante casos similares.
Así lo adelantó el dirigente popular José Antonio Bermúdez de Castro, quien pidió el apoyo a los demás partidos porque es una "obligación" impulsar estas medidas de regeneración ante "la alarma social" por los casos de corrupción. Bermúdez de Castro, que señaló que en este momento "hay quien piensa que la mera imputación" es motivo suficiente para dejar la política, otros lo sitúan en "un momento posterior", si "hay indicios racionales de criminalidad y acusación formal", y también hay quien cree que hay esperar a una condena judicial.
El diputado del PP, que recordó que la presunción de inocencia es un "principio básico" del ordenamiento jurídico español, reconoció que es un asunto "complicado" porque una imputación es "una garantía procesal" pero "muchas veces se hacen juicios a priori".
La parlamentaria Rosa Díez, de UPYD, afirmó que la "omertá" (ley del silencio) del PP y el PSOE y la impunidad han fomentado esta lacra y ya no basta con pedir perdón.
Convención popular
Por otra parte, el PP tiene previsto dejar para otoño su Convención Nacional, una cita que estará más cerca de las elecciones europeas de 2014 y le servirá para renovar ideas y mensajes. Aunque en un principio pretendía celebrarla antes de junio, Génova ha optado finalmente por posponerla, máxime cuando en este momento el "caso Bárcenas" sigue en todo su apogeo en sede judicial y el partido quiere evitar que su extesorero siga copando la atención mediática. Las fuentes consultadas han indicado que el PP quiere disponer de más tiempo para "acercarse a la gente de la calle" y explicar las reformas que está impulsado el Gobierno.
Mientras, arranca la nueva etapa del PSOE con Elena Valenciano en la intendencia del día a día. En Ferraz, ha explicado, trabajan a toda máquina para ofrecer un proyecto de oposición alternativa. El secretario general del PSE-EE, Patxi López, afirmó que es el momento de que la nueva dirección, liderada por Rubalcaba, "demuestre que está a la altura de las circunstancias" después de que se hayan dejado "atrás las intrigas palaciegas". Avisó además de que "las decepciones paralizan" y él prefiere "ayudar a quien dirige el PSOE".

Enlaces recomendados: Premios Cine