Moreira y Fernández ven la caída electoral del BNG como un "mensaje a Lores para buscar consensos"

El PP y el PSOE emplazan al alcalde a "reflexionar" y "cambiar de rumbo" para dejar atrás la soberbia" -El regidor mantiene que la debacle nacionalista del domingo "no tiene que ver" con la situación del Concello

28.06.2016 | 05:22
Colas para votar el pasado domingo en el colegio de Campolongo. // G. Santos

"Buscar el consenso", "dejar atrás la soberbias" y "cambio de actitud". Son algunas de las fases en las que coinciden los portavoces municipales del PP, Jacobo Moreira, y PSOE, Agustín Fernández, y que dirigen expresamente al alcalde, Miguel Fernández Lores, a raíz de los resultados electorales del pasado domingo. Aunque las votaciones en unas elecciones generales no son extrapolables a unas locales, ambos partidos entienden que sí dar pistas de la situación municipal, por lo que interpretan la debacle nacionalista (con apenas 2.500 votos pese a que el concejal Luis Bará era el cabeza de lista) como "un claro mensaje a Lores para que cambie de rumbo".

Así lo apuntaba ayer Jacobo Moreira, que presumía de la victoria de su partido y, sobre todo, de la "evolución al alza en las últimas elecciones en la ciudad, que demuestran que estamos recuperando la confianza de los vecinos". Subrayó que "el BNG sigue perdiendo votos pese a la apuesta personal de Lores por Bará. Son 757 papeletas menos, lo que supone un serio revés para el alcalde, cuya formación ya es residual en Pontevedra y en claro declive".

Por ello, Moreira, presidente local del PP, insiste en que Lores "debería reflexionar y cambiar de actitud buscando el consenso" en el Concello, donde el BNG tiene enfrente a 13 concejales de la oposición, si bien divididos en cuatro grupos, lo que facilita la labor al gobierno local pese a las periódicas "pinzas" por la "falta de capacidad de diálogo del alcalde", según insiste el PP, para quien los resultados del domingo y los del pasado mes de diciembre (también con caída electoral del BNG) "son dos claros mensajes de que Pontevedra prefiere a Podemos antes que al BNG".

Moreira confía en que Lores "tome nota" de estas dos últimas citas con las urnas -"dos tortazos en seis meses", dijo- porque "es un político veterano y sabe leer los resultados". "Ahora toca diálogos y ser más transigente, abandonar la soberbia y escuchar, porque hasta ahora su actitud le está pasando factura". Incluso cree que el BNG ya estaría pensando en algún tipo de acuerdo con algún grupo de la oposición porque debe entender de una vez que está en minoría". No dice a donde apuntarían esos contactos, pero si recuerda que "Ciudadanos ya le dio oxígeno al BNG algunas veces".

Con respecto a C´s, Moreira ya habla de "una cuesta abajo" que atribuye a "que una cosa es lo que dice y otra lo que hace", mientras que cree que En Marea "alcanzó ya su techo" y la situación del PSOE "es preocupante que sea la tercera fuerza del municipio".

Tendencias

El portavoz del PSOE en el Concello y secretario socialista local, Agustín Fernández, admite que los resultados del domingo para su formación son "agridulces" pero más "complicada" es la situación del BNG y del alcalde, con una caída importante que le debe hacer reflexionar sobre su futuro". Insiste en que no hay extrapolación entre unas generales y unas locales "pero sí establecen una tendencia que se traduce en pérdida constante de votos". "El alcalde debe darse cuenta de que no tiene mayoría absoluta y debe sumar voluntades", insiste Fernández, que también habla, como el PP, de "soberbia". "No tiene que ser una coalición, sino simplemente diálogo" Recuerda que "nosotros ya nos mostramos dispuestos a hablar con el BNG para entendernos", toda vez que ambas formaciones gobiernan juntas a escasos metros del Concello, en la Diputación, aunque todo apunta que con las elecciones autonómicas a la vuelta de la esquina pocas serán las veces en las que se alcancen acuerdos más o menos estables.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine