Feijóo se rodea de productos de la tierra en su primer paseo con motivo del 20D

El presidente de la Xunta arranca la campaña electoral en el mercado de abastos de Santiago

05.12.2015 | 19:15
Núñez Feijóo saluda a un carnicero de la Plaza de Abastos de Santiago. // Xoan Álvarez

Las peticiones de fotos y autógrafos, sobre todo por parte de turistas, han primado en el primer paseo electoral del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, en Santiago con motivo del 20D. En lugar elegido fue el mercado de abastos, en el que un Feijóo especialmente atraído por las centollas, pudo ratificar la calidad de los productos de la comunidad.

Acompañado de las candidatas al Congreso y al Senado Marta González y Paula Prado, y por el portavoz local de los populares, Agustín Hernández, el líder del PPdeG arrancó su paseo con media hora de retraso sobre el horario previsto. Lo hizo en la entrada del mercado de abastos, uno de los lugares más turísticos de la capital gallega, y lleno hasta los topes con motivo del puente de la Constitución.

Con la afluencia masiva de turistas, no es de extrañar que Feijóo no pudiese dar apenas dos pasos sin que él y toda la comitiva que le acompañaba, con un nutrido grupo de periodistas, tuviesen que detenerse ya que varios viajeros andaluces mostraron su interés en conocer al mandatario autonómico.

"`¡Viva Andalucía!", exclamó éste, mientras explicaba al grupo de turistas que precisamente será ésta la comunidad que visitará -Sevilla y Huelva, según dijo- en las próximas jornadas electorales. Una de las integrantes del grupo, tras preguntarse si era "Rajoy", le transmitió la primera de las demandas del día: la subida de pensiones.

Feijóo aprovechó para recoger la demanda y pedir el voto para Rajoy, mientras que a pocos metros de donde se encontraba, recogía sus bártulos la comitiva de Ciudadanos, que también había hecho, aunque previamente, un paseo electoral similar al de Feijóo y las candidatas populares.

Minutos antes habían abandonado también la plaza de abastos con su propaganda electoral debajo del brazo miembros del equipo de NÓS. De repartir los folletos del PP y las papeletas para acudir a las urnas el 20 de diciembre se encargaban Prado y Marta González, acompañando los sobres para el 20D de bolígrafos y caramelos con 'packaging' popular.

"Fuera con él"

Tras su encuentro con turistas andaluces, le tocó saludar a un grupo con integrantes de Madrid, Italia y Argentina. Al turista argentino, que dijo proceder de Córdoba, el presidente le destacó el "buen vino" de la zona. Feijóo no tuvo problema, a renglón seguido, de dedicarle con su firma un folleto electoral.

Esquivando los platos de pulpo que volaban por la plaza para acompañar el habitual vermú de los sábados en la zona -"¡Cuidado con el pulpo!", llegó a exclamar, entre risas, en una ocasión, a un joven que llevaba un plato-, el presidente continuó con la visita, en la que coincidió con varios militantes y simpatizantes del PP de Santiago.

Aunque sobre todo recibió buenas palabras, sonrisas y muchas peticiones para hacerse fotografías, poco antes de encontrarse al conocido locutor Luis Rial y de entrar a ver el Restaurante La Churrasquita, recibió un par de gritos críticos de una pareja que paseaba por el mercado: "¡Fuera con él! ¡Fuera con él!"

"En los chinos, a dos euros"

En su recorrido, el presidente visitó el puesto de un afilador que también arregla paraguas y que resultó ser, según trasladó al presidente, de la localidad ourensana de Pereiro de Aguiar. Feijóo, sorprendido, le preguntó si la gente todavía arregla los paraguas, cuando "en los chinos se venden a dos euros".

"Los malos, los que se dan la vuelta con el viento", aclaró muy rápido Feijóo, mientras que el hombre le explicaba que sí, que hay quien arregla los paraguas. Ya más adentro en el mercado, el presidente pudo conocer a dos vendedoras de nabizas de Ordes -madre e hija-, con las que charló unos minutos.

Con la más veterana, bromeó para felicitarla por lo "bien" que le quedaba el mandil del mercado de abastos, a lo que la vendedora respondió con sorna afirmando que "tienen que enviar más" y que son "mejores" los mandiles con bolsillos para guardar el dinero que pagan los clientes, que los "bolígrafos" -la comitiva popular repartía bolígrafos- para apuntar quién debe.

"¡Qué cabrona esta!"

Mientras algún que otro visitante foráneo se sorprendía de que Feijóo "está más guapo" cada vez que lo ve, Feijóo aprovechó para visitar las zonas del mercado reservadas para los puestos de carne, pescado y marisco.

De éste último grupo, el presidente, que ya previamente había tomado en la mano un kiwi para comprobar la calidad del producto, mostró especial interés por las centollas de varios puestos, que pudo agarrar para comprobar lo que pesaban mientras que charlaba con los titulares de los puestos.

No tuvo problema hasta que se acercó a un puesto en el que había una centolla de tamaño significativamente mayor al de los anteriores crustáceos y con especial movilidad en sus patas. "¡Qué cabrona ésta!", salió del brete el presidente, entre risas de quienes vieron la escena.

La visita 'oficial' de Feijóo al mercado acabó poco después en la zona exterior de los bares, donde, antes de dar por finalizado el paseo electoral y de que la comitiva política se quedase aprovechando el soleado mediodía de sábado para tomar algo, aún pudo saludar al conocido actor 'Manquiña', que se encontraba por allí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine