ÚLTIMA HORA
Un tren arrolla un autobús escolar en Francia y deja víctimas mortales

Sánchez pide a Iglesias y Rivera levantar los vetos para un gobierno regeneracionista

"El Gobierno de España no pasa por Mariano Rajoy", proclamó - Pide el voto para Leiceaga en el primer acto del PSdeG: "El cambio es posible y la sanidad no se vende" "Feijóo cumplió con Rajoy y Montoro, con el déficit; pero incumplió con los gallegos", criticó

11.09.2016 | 02:02
Aitor Bouza, Patricia Vilán, Pilar Cancela, Leiceaga, Pedro Sánchez y Begoña Rodríguez, ayer en Cerceda. // Carlos Pardellas

"España se merece un Gobierno decente y eso no pasa por Mariano Rajoy". El líder socialista y candidato al Gobierno, Pedro Sánchez, abrió campaña en Galicia en el primer acto de Xoaquín Fernández Leiceaga en la carrera hacia el 25S. En un feudo socialista por excelencia, Cerceda, municipio coruñés gobernado por el PSOE desde hace 21 años y ante unos 600 simpatizantes en un mitin-comida, Sánchez responsabilizó a Rajoy de no lograr una mayoría suficiente para formar Gobierno, en un momento en que Bruselas aprieta para que se solucione el panorama político nacional, en funciones dese hace nueve meses. Sánchez aprovechó la coyuntura para pedir a Iglesias y Rivera levantar "los vetos" para juntos "formar un gobierno regeneracionista". Plasmó así su voluntad, a las puertas de unas posibles terceras elecciones, de intentar un pacto con Podemos y Ciudadanos. Pablo Iglesias contestaba por la tarde desde el País Vasco, cerrando esa puerta.

"El cambio es posible y Xoaquín será el próximo 25S el presidente de la Xunta", apuntó Sánchez mientras en la carpa preparada en el centro del municipio del Aquapark y Sogama se preparaba churrasco y empanada para los centenares de comensales (a 5 euros el menú). La militania se mezcló con los cargos del partido. No asistió el cabeza de lista por Pontevedra, Abel Losada.

Se habló de cambio, tanto en Galicia como para Madrid, de dar un giro a las políticas y de hacer las cosas "de otra manera", en Sanidad, Educación y recuperar derechos. Y el alcalde de Cerceda, José García Liñares, lo tuvo claro: "estamos ante los dos futuros presidentes, de Galicia y de España" (en alusión a Sánchez y Leiceaga, sentados en primera fila junto a Pilar Cancela). Lo dijo, el alcalde, tras pedir un minuto de silencio por las víctimas del accidente de tren de O Porriño, que Leiceaga recordó en todos los actos de la jornada.

"El futuro no está escrito", dijo Sánchez, llamando a la movilización de la izquierda. "Feijóo es a Galicia lo que Rajoy a España: puro inmovilismo", añadió el líder socialista. Y se preguntó: "¿A qué viene esa autocomplacencia de Feijóo? Es un alumno aventajado de Rajoy", lanzó Sánchez, quien expresó: "PP y PSOE no somos iguales; somos socialistas, somos galleguistas, mientras ellos cierran, nosotros abrimos escuelas infantiles, comedores sociales, centros de salud que ellos privatizan". Añadió que Feijóo antepuso sus intereses a los derechos de las personas: "ni hubo una mala palabra para sus jefes de Madrid ni hubo una buena acción para los gallegos", apuntó.

"Somos socialistas, no un conglomerado de siglas que se unen no sé para qué, cuando el balance de esta gestión vamos a denominarlo, como mínimo, de moderadamente decepcionante", espetó en alusión a En Marea, principal rival del PSdeG-PSOE para estas autonómicas, ya que ambas fuerzas se disputan el segundo puesto, según el sondeo del CIS. Por ello, los socialistas llaman a la movilización de votantes para convencer a ese 25% de indecisos. "Nuestro adversario no es Mariano Rajoy, es corrupción, es desempleo", añadió Sánchez, que lanzó una flecha directa al candidato popular: "¿Qué dijo Feijóo cuando empezaron a surgir los casos de corrupción en el PP? Nada. Porque Rajoy le podría haber reprochado que él tiene fotografías con un narcotraficante". Así de rotundo se mostró Sánchez: "el cambio es urgente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine