04 de abril de 2018
04.04.2018

Este invierno es una losa para el comercio de textil y calzado

El pequeño comercio, lastrado por el mal tiempo y las ventas"online"

04.04.2018 | 10:31
Rebajas de primavera en el comercio vigués

Tras un otoño especialmente seco, que retrasaba las compras de ropa de invierno, el sector textil ve ahora cómo las lluvias alteran el paso de las ventas para el verano. El mal tiempo, unido al auge de las venta "online" y las rebajas sin fin pasan factura sobre las ventas de un sector que ve cómo la recuperación económica pasa de puntillas.

El comercio textil se encuentra en una encrucijada. La mejora de la economía y del consumo de los hogares no se termina de reflejar ni en el número de visitas a los establecimientos ni en las ventas del sector que atraviesa la tormenta perfecta. A la irrupción de las ventas online de la mano de plataformas de distribución como Amazon o Alibaba y unos calendarios de rebajas sin fin se ha sumado en los últimos tiempos una meteorología adversa que ha alterado aún más el paso del sector.

Los días soleados de un otoño especialmente seco aplazó la necesidad de las compras de ropa de invierno. Ahora, con el vuelco de la meteorología, el resultado para el comercio sigue siendo el mismo. "Con este mal tiempo la gente no tiene necesidad de comprar la ropa para el verano", explica José María Seijas, presidente de la Federación de Comercio de Galicia, una tendencia que se acentúa en algunos sectores como el calzado "particularmente afectado por la meteorología, como reconoce Miriam Arrechea, responsable de proyectos, competitividad y asuntos europeos de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE).

Tras salvar el 2017 con un repunte del 0,8% en las ventas, las cifras de ventas del sector textil se tiñen de rojo por el mal tiempo. El aplazamiento de las decisiones de compra provocaron en febrero que las ventas del sector a nivel estatal, retrocediesen un 2,7% según la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex). Un agujero en ventas que deja una pegada todavía mayor sobre las cuentas de resultados como consecuencia de unos calendarios de rebajas cada vez más difusos. "Las campañas de rebajas ahora empiezan el 1 de enero y acaban el 31 de diciembre", critica Seijas en alusión a fenómenos como el Black Friday. Desde Acotex ponen el foco sobre esta cuestión y alertan de que está provocando "una reducción grande de los márgenes" que puede llegar a ser "insostenible" para muchos establecimientos. "Entre todos estamos malacostumbrando al consumidor, con rebajas y descuentos constantes, desde Black Friday a mid-season sales que reducen considerablemente las veces que el consumidor compra full-price", explica Arrechea.

Las barreras a las rebajas se derriban al tiempo que se amplía casi sin límite el catálogo disponible y deja al sector ante dos alternativas: reinventarse o morir. "En muchos casos el pequeño comercio ha sido reactivo a todo lo que tiene que ver con las ventas online sin saber ver que más bien representan una oportunidad", argumenta Alberto Rocha, secretario general de Cointega-Clúster Gallego del Textil y la Moda. Las ventas digitales se encuentran en España en una fase más temprana que en otros países, pero continúa con su escalada. En el 2015 aportaban dos de cada cien euros facturados por el sector textil. Solo un año más tarde este porcentaje se elevaba ya hasta el 2,9% y esta dinámica de crecimiento no tiene visos de cortarse. Rocha pone de relieve el distinto impacto que tiene sobre las empresas integradas verticalmente (que fabrican y distribuyen en exclusiva) y los establecimientos multimarca. Los primeros encuentran en lo digital un acicate para elevar sus ventas a través de diferentes estrategias. "Les interesa que el consumidor vaya a la tienda a, por ejemplo, recoger un producto que han encargado por internet porque una vez en el establecimiento existe la posibilidad de que compren algún producto adicional", comenta Rocha.

Estas estrategias para aprovechar las oportunidades del entorno online deben servir de estímulo para el pequeño comercio, que. según Rocha, "deberían mejorar la experiencia del cliente, ofreciendo, por ejemplo, servicios de asesoramiento y facilitar las ventas online". Una opinión que comparte Seijas. "Hay que ver el lado positivo de esto, que es que nos permite estar en sitios en los que antes era físicamente imposible estar", comenta Seijas, que insta al sector a continuar trabando alianzas para abrirse a las ventas online.




José María Seijas - Pte. Fed. gallega comercio

"El mal tiempo retrasa las compras de ropa de verano"




Alberto Rocha - Sec. General Cointega

"Las ventas ´online´ representan una oportunidad"




Miriam Arrechea - Resp. Proyectos Fice

"El tiempo afecta particularmente al calzado"




Eduardo Zamácola - Presidente de Acotex

"La reducción de márgenes puede ser insostenible"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine