15 de febrero de 2018
15.02.2018

La tecnológica viguesa Xesol sella su mayor contrato y aterriza en Estados Unidos

-Comercializará su sistema de asistencia al volante a un fabricante de coches eléctricos -Saldrá a cotizar al Nasdaq el próximo año

15.02.2018 | 09:56
El equipo de Xesol, en su stand del CES de Las Vegas. // FdV

La viguesa Xesol Innovation mete una marcha más en la carrera hacia el coche inteligente. La compañía, que tiene en su horizonte la salida a Bolsa, acaba de sellar el mayor contrato de su historia con un fabricante de vehículos eléctricos al que le suministrará su solución Xesol Drive. Se trata de un sistema avanzado de asistencia para la conducción que, a través de cámaras y sensores de apoyo, detecta las trayectorias de los otros vehículos con los que se comparte vía, a los peatones que ocupan la calzada o las señales de tráfico. El sistema advierte al conductor de estos riesgos para así evitar la colisión.

Xesol Innovation, que participará a finales de febrero en el Mobile World Congress y que estuvo presente en el CES Las Vegas, la mayor feria tecnológica del mundo, ha constituido tres nuevas filiales. Se trata de Xesol Biometrics y Xesol SLAM, ambas dotadas con un capital de 50.000 euros y de Xesol Innovation Inc. Con esta última, que tiene sede en California (EE UU), se acercará el ecosistema de empresas locales dedicadas a servicios de movilidad inteligente, con las que ampliará su abanico de potenciales clientes, y echará raíces de cara a su posterior salida a la Bolsa americana.

La primera de esta sociedades se centra en el desarrollo de tecnología biométrica. A través de la técnica del reconocimiento facial, solo permite el encendido del vehículo a aquellos usuarios previamente registrados, como sus dueños, lo que atajará el problema de los robos de coches. Además, también alertará al conductor en caso de que detecte signos de fatiga y distracciones al volante. El Xesol Biometrics se comercializará de manera independiente a conductores que decidan equiparlo en sus vehículos y a fabricantes que decidan incluir esta solución como uno de los complementos reclamo para la compra de sus coches.

De esta filial corre cargo también el desarrollo del Xesol ID, una herramienta que permitirá la gestión remota del arranque del vehículo. La compañía impulsa el desarrollo de esta tecnología para adentrarse en el nicho de unos servicios de alquiler de vehículos al alza en las grandes ciudades, que serían los principales clientes de este servicio.

La segunda filial creada, Xesol SLAM, permitirá realizar mapas con el estado de las carreteras en tiempo real, ofreciendo a los conductores cuáles son las rutas más rápidas para llegar al destino. La herramienta se encuentra en una fase avanzada de su proceso de desarrollo y se prevé que esté disponible antes de verano. Con el Xesol Slam, la firma viguesa aspira a convertirse en la competencia directa de Google Maps.

Salida a Bolsa

La empresa estudia una decena de operaciones corporativas con las que ganar tamaño y atractivo de cara a su salida a Bolsa. Tras descartar su idea inicial de cotizar el Mercado Alternativo de Inversión de la Bolsa de Londres debido a la inestabilidad por el Brexit, la compañía se marca el objetivo de aterrizar a lo largo del año 2019 en el Nasdaq estadounidense, el mayor índice de compañías tecnológicas del mundo.

La firma, con 41 empleados en plantilla, utilizará como referencia para su salida a Bolsa un estudio de Gesvalt, que la valoraba en 230,4 millones de euros y aspira a auparse al podio de un sector alza y que cuenta con la húngara Almotive y a la israelí Mobileye como principales exponentes. Esta última fue comprada en verano por Intel por 15.300 millones de dólares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine