El interés de los depósitos, cada vez más cerca de cero

El rendimiento nominal medio que ofrece la banca al ahorrador baja al 0,27% este año, la décima parte que en 2012

17.05.2016 | 04:55
El interés de los depósitos, cada vez más cerca de cero

Colocar 6.000 euros en un depósito a plazo fijo da ahora un rendimiento de 13,16 euros al año después de impuestos por término medio. Cuatro años atrás, el ahorrador recibía once veces más. Es el impacto que la política monetaria de tipos de interés ultrabajos está teniendo sobre el producto de ahorro más popular de los españoles, incluidos los gallegos. Según los números más recientes del Banco de España, el rédito medio de los nuevos depósitos bajó este año del 0,3%. Cada vez está más cerca de cero.

El escenario de tipos de interés, con el precio oficial del dinero en un insólito 0,05% en la zona euro, favorece a las familias y empresas endeudadas. La también inédita entrada del Euribor a un año en terreno negativo (ayer cotizó al -0,012%) alivia a los hipotecados y aumenta su capacidad de consumo. El lado oscuro es la penalización en los rendimientos que obtienen los ahorradores. El Banco de España ha informado de que, a fecha de marzo, los bancos están ofreciendo como media un interés del 0,27% por los plazos fijos a un año de los hogares. No hay precedente estadístico de una rentabilidad así de magra.

El hundimiento de los réditos en los depósitos se ha producido en paralelo a las decisiones del Banco Central Europeo (BCE) de reducir los tipos de interés y aumentar el dinero en circulación (mediante compras masivas de títulos de deuda pública y privada) para evitar el riesgo de deflación y estimular el crecimiento económico en la zona euro. Esa política monetaria ultraexpansiva ahondó la caída que en España ya se había producido por otras causas en la rentabilidad de los depósitos a partir de 2013. Fue a raíz de que el Banco de España estableciera límites a la remuneración de los ahorradores para evitar una "guerra del pasivo" entre las entidades financieras y los riesgos que conllevaba para el sector. Hasta entonces, era frecuente poder contratar un depósito a plazo con un interés anual del 3% e incluso superior. Ahora lo más fácil es que no llegue al 0,3%, si bien el rendimiento real del dinero es superior si se considera que la inflación está en terreno negativo.

El depósito es el producto estrella para el ahorrador medio, que tiene un perfil conservador. Y esa baja rentabilidad de los plazos fijos ha movido parte del ahorro de hogares y empresas durante el último año hacia alternativas como los fondos de inversión o de pensiones. El dinero colocado en depósitos a plazo por el sector privado gallego (familias y empresas) supera ahora levemente los 25.000 millones de euros, el nivel más modesto desde el inicio de la crisis pues en los últimos años lo habitual era que los hogares y firmas gallegas tuviesen en depósitos a plazo cerca de 30.000 millones de euros. Parte del ahorro se ha desplazado simplemente a cuentas corrientes o no remuneradas y otra parte hacia los productos de inversión.

Pero las pérdidas en las Bolsas y los parcos rendimientos de la renta fija, negativos en algunos casos, han colocado en números rojos la rentabilidad de buena parte de los fondos. Según datos de la patronal Inverco, el rendimiento medio de los fondos de inversión ha sido del -3,39% en el último año. El de los fondos de pensiones está en el -3,80% para el mismo plazo. Las letras del Tesoro a un año y a plazos inferiores también tienen intereses negativos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine