El futuro de la multinacional pesquera

Deloitte avala el plan de Damm para Pescanova ante el juez y los concursos exprés en las filiales

El administrador concursal considera que el plan de viabilidad y el plan de pagos está "construido sobre unas hipótesis sólidas y razonables" - El juez de lo Mercantil abre el plazo para adherirse al texto, hasta el15 de abril

05.04.2014 | 01:30
Exterior de la fábrica de Frinova en Porriño, una de las más productivas del grupo. // Jesús de Arcos

"Concluimos que el plan de viabilidad y el plan de pagos está construido sobre unas hipótesis que pueden ser consideradas como razonables, sólidas y consistentes (...) Nuestra valoración no puede ser sino positiva". Así reza textualmente el informe de valoración que la administración concursal de Pescanova, Deloitte, ha realizado sobre su propuesta de convenio de Damm y Luxempart, la única que se ha admitido a trámite en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Pontevedra. Los administradores, Senén Touza y Santiago Hurtado, avalan asimismo una de las opciones que más recelos había despertado entre los bancos acreedores: el de la declaración de concursos exprés de acreedores para las filiales españolas. El documento, la que ha tenido acceso FARO, se limita a evaluar si el proyecto de reestructuración es viable. Y, para Deloitte, sí lo es.

En primer lugar, la auditora -que se ha hecho cargo de Pescanova desde el mes de abril del año pasado- considera que la "intensa interrelación" que hay entre Pescanova SA -la matriz, en concurso- y sus filiales es un "hecho notorio" que, considera, "afecta a la solución que pueda proponerse". Por este motivo, los administradores consideran "interesante" que la propuesta de Damm persiga la reestructuración "no solo de la deuda de la concursada -Pescanova-, sino también la de sus filiales". Deloitte no cree que la reestructuración del pasivo de las filiales se deba hacer únicamente mediante el proceso que propone Damm, que siempre se erigió como el "socio industrial" del llamado consorcio -su alianza con el fondo Luxempart-. Y la administración concursal así se lo reconoce.

El socio industrial

"A este objetivo parece razonable que pueda coadyuvar el soporte de un aliado industrial como es uno de los integrantes del consorcio", en referencia a Grupo Damm, "cuya intervención puede suponer la suma de su expediente empresarial" a la gestión del Grupo Pescanova. Para la banca, que rompió negociaciones con el consorcio, Damm y Luxempart no eran ni socios ni aliados industriales. Del primero decían que "una cervecera no sabe de pescado", de ahí que las entidades hayan rebuscado un socio entre los principales grupos pesqueros gallegos. Además, condenaron que ninguno de los integrantes del consorcio arriesga su dinero, sino que solo concede un préstamo.

Pero Deloitte no entra a valorar las disputas entre la banca y Damm en ningún momento, aunque sí da un espaldarazo reiterado a la cervecera que preside Demetrio Carceller. "Son razonables las estimaciones sobre las necesidades de financiación (150 millones)", dice el documento. Eso sí, el tiempo escasea y, si Damm quiere que su plan prospere, precisaría que todas sus filiales estuviesen en concurso antes del 10 de abril.

"Esta administración concursal considera razonable la viabilidad jurídica de las operaciones de reestructuración contenidas en la propuesta -de Damm-", siempre y cuando cumplan todos los requisitos legales. Dicho de otro modo, Deloitte considera viable y factible que la compañía se convierta en una SL (Sociedad Limitada) con tres patas: las filiales no absorbidas en España, Pescanova España SL y las sociedades del exterior. Deloitte advierte que la propuesta de Damm hace especial hincapié en la importancia que adquirirá el cultivo de langostino vannamei en el futuro, sin mencionar otras especies cultivadas como el salmón, la tilapia o el rodaballo. Los administradores lo consideran prudente dada la posibilidad real de perder Pesca Chile y de que se deshagan de la macroplanta de Mira (Portugal), dedicada al rodaballo. "No se contempla la posible generación de caja excedentaria que podría surgir en caso de una eventual enajenación de estas sociedades", recuerda Deloitte en relación a la planta lusa, la de Xove (Lugo) o la obtención de recursos desde Chile.

La única pega que la administración concursal pone a la propuesta es que no ha contado con que parte del préstamo que la banca y la Xunta concedieron en junio de 2013 -de 56 millones- debe repagarse antes del 28 de abril. Para entonces todavía no habrá dinero fresco en Pescanova, razón por la cual Deloitte advierte que la sociedad verá mermada su capacidad operativa por falta de circulante."

El juez notificó ayer, por último, que los acreedores ya pueden adherirse a la propuesta de convenio de Damm y Luxempart, o bien optar por el plan de rescate de la banca, que rechaza de plano los concursos en filiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine