La nueva planta mexicana de las viguesas Marsan e Izmar estará operativa el próximo septiembre

Cofides destina 500.000 euros para financiar la factoría de Celaya, que proveerá a las grandes marcas japonesas instaladas en el país

31.05.2013 | 08:50
Vista general de la planta de Marsan S.L., en el Parque Tecnológico y Logístico de Valladares. // José Lores
Vista general de la planta de Marsan S.L., en el Parque Tecnológico y Logístico de Valladares. // José Lores

La incursión de las compañías viguesas de automoción Marsan Transformaciones Superficiales e Izmar en la región mexicana de El Bajío, considerada ya el Detroit azteca, va viento en popa. Las empresas, en colaboración con un socio local, ya están prestando soluciones logísticas a los proveedores de primer nivel instalados en el país y avanzan en la construcción de una fábrica de pintado electrostático en la ciudad de Celaya, que estará operativa el próximo mes de septiembre, según ha podido saber FARO. Para la puesta en marcha de esta factoría, Marsan e Izmar han conseguido un préstamo de 500.000 euros por parte de la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides), para una inversión total que asciende a 1,1 millones de euros, según indicó ayer Cofides.










Siga leyendo la noticia en Orbyt, o suscríbase a Faro de Vigo y tenga acceso completo a todas nuestras noticias sin límites.




Enlaces recomendados: Premios Cine