La flota reanuda la campaña del pulpo con el doble de capturas

08.07.2008 | 00:00

Los marineros se quejan de que los precios en lonja son inferiores a lo que esperaban

Redacción / AROUSA/MORRAZO
Hay mucho pulpo, pero su precio en la lonja no está al nivel que los marineros esperaban. Ésta podría ser la conclusión de la jornada de ayer en la ría de Arousa, en que se reanudaron las capturas de cefalópodos, tras dos meses de veda, para que se recuperase el recurso. Los resultados en capturas son sensiblemente superiores a los de julio de 2007, porque en aquel entonces apenas se vendieron en las lonjas de O Grove y Cambados unos 500 kilos, ayer se subastaron en la rula de la cofradía meca unos 700 kilos, mientras que en la de Cambados se pusieron a la venta 1.300.
"El inicio ha estado bastante bien y todos los barcos cogieron los topes de capturas", señaló el patrón mayor de Cambados, Benito González. Unos topes que se fijaron en 40 kilos por marinero y día. Además, se mostró contento porque aparecieron piezas de cuatro o cinco kilos -incluso algunas de seis kilos-, por lo que se trata de pulpos de calidad.
Benito González señaló ayer que estos buenos resultados no han cogido desprevenidos a los marineros "porque ya se veía que había pulpo", y si bien no niega que haya temor de que estas buenas capturas disminuyan dentro de unos días, cree que, en general, éste será un buen año para esta especie, "mucho mejor que el pasado", agregó.
En la lonja de Cambados se vendieron ayer unos 1.300 kilos de pulpo, según los datos aportados por la cofradía. Los precios más altos fueron de seis euros, mientras que en las últimas tiradas los compradores ofrecieron unos 4,50 euros.

Morrazo
Capturas abundantes y precios razonables. Ésta es la primera conclusión en la comarca de O Morrazo tras el final de la veda de dos mes en la captura del pulpo. Sólo en la lonja de Bueu se subastaron más de 5.200 kilos de cefalópodo, que se vendió a un precio máximo de 6,55 euros el kilo. En el caso de Cangas, las cifras fueron más modestas ya que sólo salieron a faenar cuatro barcos, que capturaron 620 kilos de pulpo y que se vendió a un precio de entre 4 y 6 euros.
La sensación entre los marineros es positiva ya que todas las embarcaciones completaron los cupos máximos permitidos por la Consellería de Pesca, 40 kilos por tripulante y día. El patrón mayor de Bueu, Manuel Otero, también mostró su satisfacción porque el precio de venta fue mejor de lo que se esperaba inicialmente.
"Supoñemos que durante este días manterase igual e esperamos que suba un pouco máis a partir das próximas semanas", explicó.

Enlaces recomendados: Premios Cine