Plan renove para cotas más altas

El Pontevedra trabaja en su futura plantilla par dar "un salto de calidad" la próxima temporada - Solo Kevin y Tomás tienen contrato por otro año más

09.05.2016 | 03:54
Mouriño, Carneto, Jacobo, Alex, Jandrín, Pablo y Kevin en una sesión de entrenamiento en Pasarón. // Rafa Vázquez

A un partido de acabar la temporada del regreso a Segunda División B, el Pontevedra tiene mucho trabajo de cara al próximo curso liguero. En las oficinas de Pasarón han mantenido la confianza en Luisito llegando a un acuerdo con el de Teo para firmar un año más. Sin hacer una revolución en la plantilla del pasado curso, el técnico logró hacer una buena temporada en el cambio de categoría, en el que estuvo durante varias jornadas en los puestos de play-off de ascenso. Ahora continúa, pero tras solicitar al club un esfuerzo económico para dar a la plantilla un "salto de calidad" para aspirar a más.

El Pontevedra se prepara para recibir el próximo domingo al Burgos. Tras el empate en el Reino de León y las respectivas victorias del Guijuelo y de los propios burgaleses, se han esfumado las opciones de los de Luisito para clasificarse para la próxima Copa del Rey y con ellas las de que se pudiese ver una "final" en la última jornada de liga en Pasarón. Pero la jornada no será un paseo para unos jugadores que buscan una plaza para la próxima temporada.

Decía Luisito que con su renovación por un año más en el banquillo granate iban de la mano de dos peticiones al club. Una de ellas era la de poder entrenar más días en un campo con césped natural. Otra era la de una inyección económica que permita realizar un equipo de garantías de cara a la próxima temporada, que le permita dar "un salto de calidad" y buscar objetivos más ambiciosos. La presidenta, Lupe Murillo, respondía que el jugador que se quede ya sabe que se va a quedar y el que no ya está buscando otras opciones.

A día de hoy, tan solo dos futbolistas de la primera plantilla tienen contrato por un año más. Son los canteranos Kevin Presa y Tomás Abelleira. Los dos estaban llamados a ser los pilares del equipo en su vuelta a Segunda División B, aunque los resultados fueron totalmente dispares entre uno y otro.

Kevin confirmaba su consolidación en el once de Luisito. El centrocampista fue uno de los protagonistas del equipo durante toda la temporada en la que ejerció de mediocampista, demostrando un gran despliegue defensivo. También ofreció una alternativa en la defensa, incrustándose de central en varios encuentros o incluso dando apoyo en las variaciones de Luisito con defensa de 3. A sus 21 años, ha disputado 33 encuentros en liga en 37 jornadas, todos ellos de titular y donde solo fue sustituido en dos. Además suma un gol, 9 tarjetas amarillas y 1 roja y 44 minutos en la eliminatoria de Copa del Rey. Sin duda uno de los jugadores con los que Luisito contará la próxima campaña, aunque seguro que este verano le saldrán novias tentadoras.

Si Kevin fue la cara, Tomás la cruz. El centrocampista no rindió en el nivel esperado en las pocas oportunidades de las que dispuso. Tan solo jugo 9 encuentros en la temporada, incluyendo la eliminatoria de Copa del Rey, con solo dos titularidades. En 304 minutos de los que dispuso no se ganó la confianza del técnico de Teo.

Si hay un jugador que se hizo su hueco en la plantilla fue Verdú. Seleccionado como mejor lateral izquierdo del grupo, se hizo dueño de una demarcación que hace un año llegaron a compartir Feito, Lobato, Anxo y Bruno. Verdú, de 32 años, disputó 36 encuentros en 37 jornadas, partiendo todos ellos como titular. Solo se perdió un choque por acumulación de tarjetas y suma un gol.

Si Verdú es el que más minutos jugó con 3.240, los 3.061 convierten a Borjas en el segundo con más participación. El delantero dibujó una temporada en la que fue de más a menos, con 35 partidos, todos ellos de titular, en el que hizo 11 goles. Su bajón se explica en buena parte en que se encontró solo y, con la lesión de Carnero, llegó a jugar incluso lesionado. Ambos son los dos únicos jugadores que, a falta de un partido han logrado superar el umbral de los 3.000 minutos de competición en esta temporada.

Defensa

Tras Verdú, el defensa que ha tenido más minutos ha sido Adrián Gómez. Con 32 años, el capitán disputó 2.832 minutos, repartidos en 32 encuentros en los que en todos ellos fue titular, siendo sustituido en dos ocasiones. El argentino no ha tenido más alternativas en su banda que la de Miguel Loureiro (7 partidos, 6 de ellos como titular, 539 minutos), que a sus 19 años sigue fogueándose en el filial.

La otra alternativa en el lateral derecho es Campillo, si bien su protagonismo fue como central en los 30 partidos en los que ha jugado 2.509 minutos. Ha sido una pieza importantísima en la zaga granate y ha aportado 3 goles. Sin embargo, es el jugador que más tarjetas vio, con 8 amarillas y 3 rojas. Su compañero en el centro Capi (35 años, 24 partidos, 2.015 minutos, 1 gol) fue fijo para Luisito mientras no estuvo lesionado. El rol de tercer central fue para Pablo (23 años, 20 partidos, 1.546 minutos) que ofrece una buena salida de balón aunque se le achaca falta de contundencia. Bruno, con 21 años, es una opción más de futuro pero solo ha disputado 17 encuentros, partiendo en 7 de titular (741 minutos).

Centrocampistas y Carnero

En el medio, además de Kevin, han sido fundamentales Álex Fernández (27 años, 29 partidos, 2.396 minutos, 2 goles) y Mouriño (28 años, 26 partidos siendo titular en 18, 1.735 minutos, 5 goles). Con las desafortunados lesiones de los dos el equipo empezó su caída en la segunda vuelta. Jacobo fue quien cogió la responsabilidad entonces, pero rindiendo de forma irregular (27 años, 28 partidos de los cuales 22 fueron como titular, 1.549 minutos y 3 goles).

De más a menos, así fue el rendimiento de Jandrín en su primer año en el Pontevedra. El interior derecho de 25 años disputó 37 partidos, de los cuales 29 fue como titular, con 2.398 minutos en los que hizo 3 goles. El revulsivo en esta banda para Luisito era Anxo, con 28 participaciones y solo 6 como titular, en 996 minutos.

En la izquierda, Hugo llegaba en el mercado invernal para hacerse un hueco en el once yendo de menos a más (26 años, 12 partidos, 886 minutos, 1 gol). Algo menos jugaría Bello, también incorporado en enero, con 825 minutos y 1 gol.

En el medio campo, el jugador cedido del Deportivo, Queijeiro, tuvo una participación de más a menos, con un rendimiento más discreto de lo esperado. Diputó 22 partidos, 13 como titular, para anotar 1 gol en 1.238 minutos. La llegada del coruñés y de Álex Fernández relegaba a Pedro García al puesto de cuarto mediocentro. Puso empeño en sus actuaciones, pero solo pudo disputar 934 minutos en los que anotó un gol, ante el Racing de Santander.

En la delantera en su tercera temporada en el Pontevedra, Pablo Carnero estuvo muy por debajo del rendimiento ofrecido otros años. Sus 3 goles están lejos de los 40 que marcó en las dos anteriores campañas. Hasta su lesión jugó 1.046 minutos repartidos en 20 partidos, 11 de ellos como titular. Ya estuvo a punto de irse en el mercado invernal. En cuanto a Miki, a sus 19 años, dispuso de 124 minutos testimoniales antes de ser cedido en enero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine