Entrenador y dos jugadores del equipo verde tienen pasado en el Pontevedra CF

18.02.2016 | 03:12

El Pontevedra rememora a partir de este domingo el calendario de liga con el que experimentó el empuje en la clasificación que le ha llevado a soñar con cotas mayores esta temporada.

Los hombres de Luisito se verán las caras en O Vao ante el Coruxo de Rafa Sáez con el propósito de emular la racha triunfal que se inició el pasado mes de octubre con un 3-1 ante el equipo verde que significó la salida de los puestos de descenso y el primer paso en una senda de cuatro victorias consecutivas y que han llevado la estabilidad deportiva y la ilusión a un equipo que, a pesar de encontrarse ahora en horas bajas, todavía sigue con opciones de conseguir algo grande a final de campaña.

El encuentro le llega a los granates en una situación muy similar a la de hace cinco meses, cuando una serie de malos resultados en los primeros seis encuentros minó la moral de una plantilla pontevedresa que, en opinión de la dirección técnica, estaba trabajando bien durante la semana, pero que no era capaz de plasmar ese buen trabajo en forma de victorias.

Los resultados obtenidos en esta segunda vuelta no son peores, puesto que atendiendo a lo puramente numérico el equipo lleva un punto más que en el mismo tramo del calendario. No obstante las sensaciones sí son diferentes atendiendo a las dos últimas y dolorosas derrotas en las que los errores defensivos han hecho encajar más goles al Pontevedra de los acostumbrados.

También se puede establecer una comparativa en la sequía goleadora. El equipo de Pasarón llevaba sólo dos goles a favor en sus primeros seis partidos hasta que le endosaron tres al Coruxo. Ahora son tres el número de goles en estos mismos encuentros.

El conjunto de Rafa Sáez significó un punto de inflexión gracias a un duelo en el que dominaron de cabo a rabo, pero que tuvo que esperar hasta la segunda parte para ver goles. Fue también una cita especial para el delantero canario Borjas Martín, autor de su segundo doblete del curso y que ahora se encuentra en un momento complicado de cara a puerta con seis jornadas de sequía y quince desde su último gol sin ser desde el punto de pena máxima.

La diferencia en esta ocasión radica en el otro lado del campo. El cuadro que actuará de local en O Vao no llegará en esta ocasión en el dulce momento en el que estaba cuando visitó Pasarón a comienzos de octubre.

El Coruxo llega a este encuentro en la misma situación que los granates. Cinco puntos conquistados de los últimos 18 posibles y una única victoria desde que arrancó la segunda parte de la temporada, la conseguida curiosamente durante la primera jornada. Tras ella, dos empates y tres derrotas, la última de ellas la conseguida el pasado fin de semana en Mareo ante el filial del Sporting de Gijón B (2-1).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine