Distinto partido pero mismo resultado

Los granates vuelven a perder por la mínima a domicilio y siguen sin ver puerta - El encuentro tuvo una parte para cada equipo pero finalmente se resolvió en un contragolpe bien finalizado por Pablo Rey

27.09.2015 | 05:29
Kevin Presa trata de arrebatar la pelota a un jugador rival ayer en A Malata. // Diario de Ferrol

Rácing de Ferrol y Pontevedra protagonizaron un gran derbi en A Malata. Un encuentro que se mantuvo en vilo hasta el final, ya que el tanto de los departamentales no llegó hasta el 81. Pablo Rey envió al fondo de la red consiguiendo un gol que vale tres puntos, ante un Pontevedra que lamentó no aguantar el empate hasta el final. El Racing tuvo un mayor dominio del balón, pero eso al final no se vio reflejado en el marcador al final de los noventa minutos de juego.

Luisito, consciente de la fortaleza de su oponente de ayer, alineó un once con cinco defensas para detener los envites ferrolanos y controlar a unos delanteros que forman parte del equipo más goleador de la cotegoría, y líder provisional con los tres puntos cosechados ayer.

Los racinguistas dominaron el envite durante los primeros 45 minutos. El equipo de Miguel Ángel Tena se mostró superior en posesión, pero ese dominio no se vio del todo reflejado en las ocasiones, y mucho menos en la puntería, pues los racinguistas tuvieron varias ocasiones. El Pontevedra hasta entonces solo se defendió como pudo sin muchos más argumentos futbolístico.

Marcos Álvarez y Diego Vela no se descolgaban del afán atacante, que derivaba en una defensa despoblada en pos de la labor ofensiva. Por parte de los granates Mouriño amagó con hacer despertar a los suyos en el 28, con un disparo alto en el ecuador del período de arranque que fue el primer peligro por parte del Pontevedra.

El esquema de Luisito quedaba difuminado y Verdú ayudaba a evitar la internada de un buen Nano. Poco cambiaron las cosas en los últimos minutos, con un Racing errante tras el esférico, sin todas sus cartas y un visitante que parecía más ensimismado en retener el empate que en generar ilusión a los suyos, algo que se pudo comprobar más adelante cuando el técnico granate decidió introducir en el campo a un jugador de corte defensivo como Pedro García, e sustitución de un Mouriño que estaba siendo de los más activos en la zona de medio campo.

Durante los segundos 45 minutos el Pontevedra dominó desde el inicio, generando ocasiones y haciendo a Mackay intervenir de forma brillante cuando Borjas remató con rosca un buen disparo desde fuera del área en la que fue la ocasión mas clara del equipo lerezano en todo el encuentro.

Finalmente, cuando parecía que el partido iba a finalizar en tablas, Pablo Rey hizo realidad el sueño ferrolano en el 81 tras una jugada trazada por Diego Peláez al culminar un contragolpe y definir muy bien delante de un Edu que fue el mejor de los suyos en el día de ayer.

Esta derrota hace que los granates sigan encadenando derrotas por la mínima esta temporada (y ya van siete consecutivas desde el play off por idéntico resultado) y continúen una semana más sin anotar gol desde que se ganó al Tudelano por 2-0 hace tres jornadas. La próxima semana el Pontevedra tendrá por delante otro difícil reto al recibir en Pasarón al Coruxo, equipo que está demostrando gran solidez y regularidad en estas primeras jornadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine