16 de mayo de 2018
16.05.2018
balonmano - Fase de ascenso a División de Honor Plata

Hierve O Rosal

El Acanor Novás, tras fallar en sus dos anteriores intentos, buscará desde el viernes al ansiado ascenso ante su público - El ritmo en la venta de abonos está siendo muy notable

16.05.2018 | 10:42
Los jugadores aplauden a sus aficionados tras conseguir el título. // Marta G.Brea

O Rosal se prepara para uno de sus grandes momentos. La localidad del Baixo Miño acogerá este fin de semana la fase de ascenso a División de Honor Plata en la que el Acanor Novás, ante los suyos, tratará de conquistar la ansiada plaza en la segunda categoría del balonmano nacional. Los abonos empiezan a volar de las taquillas, la plantilla se concentra para la cita y el presidente confía en que la presión no se vuelva en contra con en los dos intentos anteriores.

El Acanor Novás se prepara para su examen final. Lo hace en medio del entusiasmo que en O Rosal ha generado la fase de ascenso a División de Honor Plata que afrontarán a partir del viernes en su pista, delante de ese público que se ha entregado a ellos de forma entusiasta durante toda la temporada.

Durante el primer día de venta al público ya se habían despachado más de doscientos abonos para el sector y desde el club están convencidos de que ese interés se multiplicará con el paso de las horas y que el pabellón presentará un aspecto inmejorable, el mejor posible. Los precios que el club ha fijado van desde los diez hasta los treinta euros.

Por tercera vez el Acanor Novás intentará el ascenso delante de los suyos.En las dos anteriores ocasiones la historia no terminó bien. Eso hizo que surgieran dudas a la hora de pedir la organización de este sector de ascenso. Influían cuestiones económicas, deportivas, pero también la superstición. Muchas otras ciudades estaban dispuestas a pelear por esa posibilidad. Finalmente en O Rosal dieron el pase y la Federación Española se la confió a ellos. Explica Andrés Senra, el presidente, que antes de empezar con el papeleo se reunieron con el entrenador, Ismael Martínez, y los capitanes y les preguntaron su parecer, si preferían jugar en casa o sentían que eso podía ser una carga extra de presión para ellos: "Nos dijeron que querían jugar delante de su público, que prefieren tener ese aliento y por ese motivo nos fuimos en busca de la fase".

Llegó el momento de las cuentas, de los complejos números que pocas veces cuadran en el deporte que no es de masas. Para esta clase de eventos solo recibieron la colaboración del Concello dentro de las administraciones públicas: "Y a los privados" -explica Senra- "ya estás todo el año pidiéndoles y no puedes sacar mucho de ellos. Pese a todo decidimos hacer un esfuerzo y lanzarnos a por la organización y compensarlo con una pequeña subida en los abonos del torneo". Recuerda Senra que en las anteriores ocasiones en que O Rosal ha acogido la fase de ascenso "económicamente salió muy bien, pero fallamos en la parte deportiva. Firmo que salga al revés, que económicamente no sea tan rentable, pero consigamos el objetivo por el que llevamos tiempo luchando". Incluso los propios jugadores se han involucrado de forma importante en este proceso y ellos mismos están realizando visitas a firmas comerciales o locales animando a los ciudadanos y pidiendo apoyo para esta fase de ascenso.

Considera el presidente del Acanor Novás que esta fase de ascenso le llega al equipo en un momento ideal, después de una gran temporada y con la plantilla en el punto justo de madurez: "Ha sido un año muy bueno para nosotros en el que somos hemos perdido dos partidos. Hemos formado una plantilla amplia, con un gran ambiente entre ellos, con el punto justo de experiencia y gente joven con ganas de dar el salto. Creo que es un buen momento para que toque".





El problema, como en anteriores ocasiones, puede estar precisamente en lo que debería ser su principal arma. Jugar en casa aumenta la presión del equipo, la responsabilidad puede ser un freno. Sucedió en otros precedentes, algo que desde O Rosal creen que están gestionando con bastante tranquilidad: "Creo que es algo que se está manejando bien desde el club, que Isma (el entrenador) lo está haciendo bien y no veo al equipo presionado por esta circunstancia".

El presidente desgrana también la fase de ascenso y los peligros que encierran los tres equipos que acudirán a O Rosal en busca del ascenso: "Hablo por todos los que saben de esto y te dicen que Sant Esteve es el equipo más difícil y que viene de un grupo muy potente como el catalán, que el Dominicos tiene un proyecto ambicioso y que quiere estar arriba y que el Montequinto parece la cenicienta pero puede dar la sorpresa. Hay que ganarles".

Plan de trabajo

En el plano puramente deportivo, la semana está resultando bastante ligera para el equipo con la intención de que lleguen con el depósito lleno al viernes (debutan a las 21:00 horas con el Sant Esteve). Trabajaron ayer por la noche y volverán a hacerlo mañana por la mañana en su pabellón. El equipo se concentrará a mediodía del viernes para vivir juntos un fin de semana que en O Rosal esperan que sea histórico.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine