atletismo

Un privilegio con quilates

La canguesa Solange Pereira correrá en la cita de Rabat de la Diamond League en busca de la mínima en el 1.500 para el Mundial de Londres

14.07.2017 | 11:08
Solange Pereira, durante su participación en la Milla de Avilés. // R. Solís

En la exclusiva lista de participantes en la prueba de 1.500 de la Diamond League que se va a correr el domingo en Rabat figura el nombre de la canguesa Solange Pereira, que acude a la capital marroquí en busca del billete para el Mundial de Londres. Convencida de llegar en un momento de forma "brutal" y confiada en sus posibilidades, Solange tendrá que parar el crono en 4.07:50 para poder estar en la cita londinense en agosto.

A la lista de participantes en la prueba de Rabat de la Diamond League de este fin de semana se añadía casi in extremis el nombre de la canguesa Solange Pereira. Los movimientos de su mánager dieron sus frutos y consiguió meter a su representada entre la exclusiva lista de mediofondistas que participarán en la prestigiosa cita atlética.

"Estoy muy ilusionada y muy contenta porque es una prueba de élite mundial. Es muy complicado estar ahí, así que estoy muy contenta", dice la canguesa, ultimando detalles antes de viajar mañana a Rabat. "Fue a través de mi representante, que se encarga de buscarme competiciones. Consiguió incluirme dentro de la lista y la verdad es que se lo agradezco muchísimo. Me comunicó ayer mismo (por el miércoles) que entraba", dice casi sin creérselo: "Es una gran oportunidad para mejorar mi marca".

A la Diamond League, organizada por la IAAF, se accede por ránking o, como en el caso de la canguesa, por invitación. "Están los mejores del mundo, pero luego los mánagers siempre están negociando con los organizadores para intentar meter a sus atletas y tuve la suerte de que me han podido incluir", explica. "Es un lujo. Van a estar las mejores deportistas y tengo que aprovechar y disfrutar esta oportunidad porque es única".

El objetivo con el que se presenta Solange Pereira en Rabat es "claro". "Quiero intentar hacer la mínima para el Mundial de Londres. Llevo ya varios meses buscándola y ese es el objetivo principal de esta cita. He entrenado muy duro estos meses y estoy en un estado de forma brutal, porque los entrenamientos así lo dicen, así que tengo que aprovechar la carrera y luchar por esa mínima". Para conseguirlo tendrá que parar el crono en 4.07:50.

"Esta temporada ya he hecho varias carreras en 4.09. En esta ocasión, sin duda, va a ser una carrera rápida, así que yo, con estar en el grupo, detrás, e intentar ganar a alguna, estaré en la marca", dice confiada.

La canguesa atesora una mejor marca personal de 4.08:29, lograda la pasada temporada cuando luchaba por el billete para los Juegos de Río de Janeiro, una mínima que rozó con los dedos. "Estoy mucho mejor de forma ahora. Bajar de 4.10 en el 1.500 es muy difícil y este año lo he hecho tres veces. Todas las veces que he corrido en la búsqueda de marca he bajado de 4.10, y eso nos da la percepción de que estamos mucho mejor que el año pasado, porque esas marcas el año pasado me costaba hacerlas", indica. La prueba es que recientemente, en Barcelona, "donde se corrió un poco más rápida, hice 4.08". "Yo creo que ahora mismo, en una carrera rápida, si me engancho y sufro hasta el final, puedo hacer una gran marca", anuncia.

Lograr la mínima para su primer Mundial al aire libre en su estreno en una cita del calibre de la Diamond League sería para la mediofondista "cumplir un sueño dentro de un sueño".

"El Mundial es una competición muy importante en la que todo atleta aspira a estar. No me quitaría la espinitia de no haber podido ir a los Juegos, pero sí que sería la recompensa a todo el esfuerzo de este año y estamos trabajando para ello. Este año los entrenamientos han sido muy buenos y mi propio entrenador me dice que tengo que tener confianza porque estoy para hacerlo", dice.

"En el atletismo no vale con valerlo, tienes que hacerlo". Esa frase de la canguesa resume a la perfección su misión en Rabat. "En una prueba de este tipo cualquier tontería te puede fastidiar la marca, así que tienes que estar muy concentrada a la hora de correr, estar atenta y tener también un buen día. A ver si en Rabat los nervios no me ganan y puedo estar en carrera".

Las americanas Brenda Martínez o Shannon Rowbury, ya clasificadas para el Mundial con Estados Unidos, son algunas de las 'rivales' a las que se medirá: "Estar en una carrera con esas dos pedazo de mujeres es todo un orgullo y un honor".

Este año, en la temporada de invierno, acudió al Mundial de cross y al Europeo de pista cubierta. "Los objetivos de invierno se han cumplido y ahora lo que toca es poner la guinda en verano con ese billete para el Mundial".

Si falla el intento en Rabat, todavía tendría la oportunidad de acudir a un meeting internacional en Lieja (Bélgica). "Aunque quiero pensar que en Rabat sale", desea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine