27 de abril de 2017
27.04.2017
balonmano - Copa de la Reina

Dos guerreras en busca de gloria

Estela Doiro y Cecilia Cacheda lideran al Mecalia Guardés y al Godoy Maceira Porriño con el objetivo de llevar a sus respectivos equipos a la primera final gallega del torneo

27.04.2017 | 02:36
Estela Doiro lanza a portería ante la oposición de un rival en un encuentro con el Guardés. // Ricardo Grobas

Estela Doiro y Cecilia Cacheda encarnan la pujanza del balonmano femenino gallego. Guardesa y lalinense lideran respectivamente al Mecalia Guardés y al Godoy Maceira Porriño en la trigésimo octava edición de la Copa de la Reina que arranca este sábado en la villa del Louro con ambiente de gala, promesa de espectáculo y la ilusión de una final gallega.

Ambos equipos transitan por diferentes zonas del cuadro y cuentan con recursos y talento para luchar por el título, aunque para eso deberán superar a rivales de primera fila, entre los que sobresalen el Rocasa Canarias, que podría encontrarse con las porriñesas en semifinales y, sobre todo, el Bera Bera donostiarra, vigente campeón, colider junto a Mecalia en la liga y gran favorito al título.

"Está claro que estamos haciendo una temporada muy buena. Se nos sitúa entre los favoritos porque vamos colíderes de la Liga con el Bera Bera, pero la Copa es una competición diferente en la que, al final, te lo juegas todo a un partido. Si tienes una mala tarde o te pasan factura los nervios y te sale mal, te puedes quedar fuera y cualquier equipo puede tener sus posibilidades porque te lo juegas todo a una carta", explica Doiro, que precisa: "Tenemos la suerte y la oportunidad de jugarla en Porriño, que es como si fuera en casa, con nuestra afición, y estamos con muchas ganas e ilusión de conseguir el título".

Cacheda coincide con Estela en la condición de "especial" del torneo y destaca el excepcional ambiente balonmanístico que se va vivir durante todo el fin de semana en Porriño. "Lo afrontamos con mucha ilusión. El ambiente va a ser espectacular, con muchos equipos concentrados en el mismo sitio y un ambiente de balonmano cien por cien", apunta. Y añade: "El año pasado nos quedamos a las puertas de la final, perdimos por un solo gol, y este año queremos clasificarnos para esa ansiada final. Será complicado porque los rivales no nos lo van a poner nada fácil, pero está claro que vamos a dar el cien por cien".

Las centrales del Porriño y el Guardés confían en aprender de los errores que el pasado año les impidieron acceder a la final. "El año pasado nos volvió a coincidir el Bera Bera en semifinales y van ya tres años seguidos que nos toca y nos elimina. Este año vuelve a ser el equipo a batir", observa Estela Doiro, que advierte de la importancia de avanzar "paso a paso" y "jugar los partidos", aunque, si nada se tuerce, espera en la penúltima ronda al Bera Bera, al que ya han vencido esta temporada. "Justo este pasado fin de semana les hemos ganado en la Liga por tres goles en un partido muy duro. Tienen un gran equipo y recuperan gente pero son humanas y se les puede ganar, no son invencibles", expone la central guardesa, que afronta la cita con entusiasmo: "Somos optimistas y tenemos un gran equipo y estamos haciendo las cosas muy bien. Estamos trabajando mucho y nos vemos con opciones de ganar".

Cecilia Cacheda, mientras, confía en aprender de los errores cometidos el pasado curso. "Soy de las que piensa que se aprende mucho de las experiencias negativas. El año pasado nos quedamos fuera por un poco pero nos ha aportado experiencia y cabeza fría para jugar los momentos decisivos del partido. Sí este año hay otra jugada decisiva, el balón irá por dentro", asegura la central laninense.

Pero Cacheda, como Doiro, prefiere marcarse los objetivos partido a partido. "Ahora mismo solo pensamos en el Alcobendas. Sabemos que no han hecho la temporada que habían pensado. Las lesiones las han mermado mucho pero ahora recuperan jugadores para la Copa del Reina y su forma de arreglar la temporada pasa por dar un buena imagen aquí. No va a ser un partido nada fácil", indica.

La jugadora del Porriño considera, sin embargo, al Mecalia el principal favorito al título. "Tiene un equipazo. Si hay que elegir un año para ganar la Copa de la Reina es éste. Les han tocado unos cuartos de final a priori fáciles ante el Granollers, que está en la parte baja de la tabla aunque tiene equipo para estar más arriba, y luego en semifinales, tanto si se cruzan con Elche como con el favorito, Bera Bera, ya le han ganado en casa. Son uno de las claros favoritos para ganar la Copa", subraya.

Después de que los dos equipos cayesen en semifinales en la pasada edición, celebrada también en Porriño, ambas jugadoras ven perfectamente factible una final gallega este año. "Es posible, ya lo era el año pasado y sería espectacular, tanto para la Copa de la Reina como para el balonmano femenino gallego. Sería un lujo para todos los gallegos", dice Cacheda.

"Me encantaría poder disputar una final gallega. Al final soy de aquí y me gustaría que todo el mundo apoyase a los dos equipos con el pabellón lleno, porque se llenaría seguro. El año pasado fue una final vasca y ojalá que este año se pueda dar una final gallega", señala Doiro, que destaca la pujanza del balonmano femenino gallego. "Se están haciendo las cosas muy bien. Tanto el Balonmano Porriño como Mecalia Guardés están realizando una gran temporada y los dos equipos están trabajando muy bien la base", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine