22 de octubre de 2016
22.10.2016

Se busca goleador para el derbi

El chileno Fabián Orellana es el único integrante de la actual plantilla celeste que ha marcado al eterno rival

22.10.2016 | 01:54
Fabián Orellana conduce el balón en A Madroa. // R. Grobas

El Celta afronta un nuevo clásico del fútbol gallego con el foco centrado en Iago Aspas. El moañés se estrenó como goleador en un derbi en el amistoso disputado el pasado verano en Uruguay. En competición oficial el moañés está ante una de sus cuentas pendientes. Ni ha marcado ni ha ganado al eterno rival. La responsabilidad anotadora reacerá en el "10" céltico tras la marcha de Nolito, que marcó en los dos últimos enfrentamientos entre ambos en Balaídos.

De la actual plantilla que lidera Eduardo Berizzo, solo Fabián Orellana ha perforado la portería deportivista. Lo hizo en el primer partido de la serie de derbis que tuvo lugar en 2011 en Riazor. Celta y Deportivo se veían las caras después de cuatro años. Ambos conjuntos estaban en Segunda y luchaban por regresar a la máxima categoría. El triunfo fue blanquiazul (2-1). En la vuelta, en Balaídos a la misma hora que el duelo de este domingo, el cuadro celeste cayó en el último segundo tras neutralizar los tantos de Riki y Lassad (2-3). De Lucas y David Catalá fueron los goleadores en aquella mañana primaveral en Vigo.

El derbi gallego volvía a Primera División. Balaídos acogería el primer asalto. Pese a que el Celta se encontraba en un mejor estado de forma, el conjunto que dirigía Paco Herrera acusó la injusta expulsión de Cabral y cedió un empate ante el Deportivo. Mario Bermejo y Juan Domínguez fueron los encargados de firmar las tablas. En Riazor, partido para el recuerdo. Con ambos conjuntos inmersos en la lucha por la salvación, el cuadro coruñés aprovechó la roja directa que vio Aspas por su cabezazo a Marchena para adjudicarse el clásico del fútbol gallego (3-1). Park fue el encargado de anotar el tanto del honor. El choque entre Celta y Dépor sufrió un paréntesis al año siguiente por el descenso de los herculinos a Segunda División. La salvación de los vigueses supuso el infierno para un cuadro herculino que regresó a Primera la siguiente temporada. El conjunto vigués, consolidado ya en la élite del fútbol español y con Berizzo al mando, mostraba su reinado en el fútbol gallego ganando los dos enfrentamientos. En Balaídos anotarían Nolito y Larrivey mientras que en Riazor el triunfo celeste lo firmarían Charles y nuevamente el delantero argentino.

La pasada campaña, en la que retornó Aspas y se marcharon tanto Charles como Larrivey, el Celta se quedó por primera vez sin marcar en esta serie de clásicos del fútbol gallego. Nolito fallaba un penalti en un partido en el que la mala noche céltica se culminaba con un tanto en propia muerta de Jonny Castro. En la vuelta tampoco pudieron imponerse los vigueses. Celso Borges adelantaba a los blanquiazules. Un golazo de Nolito ponía el empate en el marcador.

Esta temporada se jugarán dos nuevos asaltos. El Celta, como equipo europeo, y el Deportivo, ya consolidado en la máxima categoría. Ambos conjuntos lucharán por tres puntos que le permitan abrir brecha con los puestos de descenso. Para ello, Iago Aspas, Guidetti, Sisto, Bongonda u Orellana lucharán por ser los goleadores de un derbi que, más que tres puntos, pone en juego nada menos que la supremecía del fútbol gallego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine