balonmano - División de Honor Femenina

Mecalia y Godoy, buenos vecinos de ático

Prades y Estévez, que llegan como colíderes al parón, comparten información de sus rivales

05.10.2016 | 02:16
Abel Estévez, entrenador del Godoy Porriño. // R. Grobas

El balonmano gallego domina la División de Honor Femenina. El Mecalia Guardés ha llegado al primer parón liguero, tras la cuarta jornada, como líder gracias al diferencial de goles. Su pleno de victorias le iguala al Bera Bera, favorito al título, y al Godoy Maceira Porriño. El Mecalia ha derrotado a Málaga (22-18), Mavi (23-27), Villaverde (37-26) y Alcobendas (17-31); el Porriño, a Granollers (24-23), Málaga (24-26), Mavi (22-21) y Villaverde (28-23).Los entrenadores de las escuadras guardesa y porriñesa, José Ignacio Prades y Abel Estévez, se toman con satisfacción prudente este inicio. Ambos mantienen una excelente relación laboral e incluso intercambian informes sobre los rivales.

Estévez acepta que este primer tramo debía resultarle más suave al Godoy Maceira. "Éramos conscientes de que teníamos un calendario relativamente favorable, con equipos de nuestro nivel o con los que podíamos competir". Pero matiza: "Llegábamos un poco tocados por el tema de lesiones. Y las dos mexicanas, por temas burocráticos, no habían llegado a tiempo. Pensábamos que íbamos a sufrir más. Hemos sabido encontrar soluciones. Ha salido todo muy bien". Las porriñesas firman su mejor inicio en la máxima categoría, aunque con marcadores apurados: "Somos un equipo joven pero con mucha experiencia en División de Honor. Eso también se va notando a la hora de resolver partidos con finales igualados".

Estévez prolonga el trabajo de muchos años. La dificultad para Prades residía en lo que implica un cambio de ciclo. El alicantino sustituye a Etayo y en la plantilla también del Mecalia se han producido muchos cambios. "El calendario es el que es, pero de inicio siempre cuesta acoplar a un grupo que ha sufrido una transformación importante. Estoy muy contento por los resultados, las sensaciones? Pero nos lo tomamos como algo anecdótico. Es temprano. El equipo no se diseñó para ser campeón, sino para intentar competir con todo el mundo, pero con mucha prudencia, mucha cautela", advierte.

Ambos se igualan en esa contención. "Nosotros somos muy conscientes de dónde estamos y cuáles son nuestros objetivos. Queremos aprovechar este buen inicio, intentar que dure el mayor tiempo posible pero siendo conscientes de que en cualquier momento puede llegar la primera derrota", asegura Abel Estévez. Prades insiste: "Un problema es cómo convivir con un poco de euforia. Pero el grupo está demostrando que sabe dónde está, qué quiere. No nos añadimos más exigencias. El grupo está muy concienciado. Disfrutamos del momento, intentando alargarlo el máximo posible pero sin presión ni traumas si perdemos el liderato. La competición será larga, también una competición europea a la vuelta de la esquina. Lo que importa es que estamos trabajando bien. No afrontamos retos a muy largo plazo. Cuando acabe la primera vuelta será el momento justo de hacer valoraciones y fijar un objetivo".

En esas cuatro primeras jornadas destaca el primer tropiezo del Rocasa, que perdió por 28-27 ante el Mavi. Y la rotunda victoria del Mecalia en casa de un equipo con marchamo continental como el Alcobendas (17-31). "Este año se van a dar más sorpresas", pronostica Abel Estévez. "El nivel está más igualado. Bera Bera parte con un punto de ventaja por potencial. La derrota del Rocasa puede achacarse a un par de lesiones en primera línea. Las plantillas tienden a ser cortas y cualquier baja importante pesa". Prades añade: "Sería injusto no reconocer el buen trabajo en Alcobendas. Se juntaron las dos cosas, sus bajas importantes y nuestro trabajo serio. Por eso un resultado que llama tanto la atención. Cada año que pasa la cosa se equilibra más. Todo el mundo se refuerza. No debe extrañar. Y en las primeras jornadas todo está pendiente de ensamblar, con muchos equipos en periodo de adaptación, y son más propicias a las sorpresas".

Sucede que el Godoy Maceira va recogiendo en el calendario a los rivales que deja el Mecalia. "Nos influye en que podré ver a algunos rivales en directo, lo que es una ventaja, y cosas de ese estilo. Hay buena relación con Prades. Hablamos de cómo ha ido el fin de semana", revela Estévez y Prades confirma: "Nos conocemos desde hace muchísimos años. Siempre hemos tenido una buena relación. Ahora estamos cerquita. Sí que hablamos y mantenemos alguna que otra charla".

Pronto llegará el derbi, en la sexta jornada, el 22 de octubre, quizás con el liderato en juego. "En el Porriño llevan varios años en la zona alta de la tabla. Mantener el mismo grupo de trabajo, con pocas transformaciones y la impronta de Abel, permite asumir los conceptos. Es un plus. Está muy bien trabajado y tiene buenas jugadoras. No me extraña que esté arriba", analiza Prades. Y Estévez celebra: "Nos beneficia a los dos. Atraerá más público. Será un atractivo especial en el derbi".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine