24 de septiembre de 2016
24.09.2016
fútbol - Primera División

El Deportivo pierde a Gil para el Calderón por un pinchazo

24.09.2016 | 02:07

El centrocampista del Deportivo Carles Gil se ha lesionado en el entrenamiento de ayer y no podrá estar a las órdenes de su entrenador, Gaizka Garitano, en el encuentro de mañana en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid.

El futbolista blanquiazul, que llegó al equipo esta temporada cedido por el club británico Aston Villa, se retiró al vestuario de la ciudad deportiva de Abegondo antes que sus compañeros tras haber notado un pinchazo muscular en el bíceps de la pierna izquierda.

El futbolista valenciano empezó la temporada como titular ante el Eibar (2-1) y repitió frente al Athletic Club (0-1), pero no tuvo participación ni en la segunda ni en la cuarta jornada y fue descartado por su técnico para el compromiso el pasado jueves con el Leganés (1-2). La baja de Gil se suma a las del brasileño Sidnei Rechel y el delantero Joselu Mato, que se recuperan, respectivamente, de una lesión muscular de primer grado en el bíceps femoral y de un esguince de tercer grado en el ligamento lateral interno de la rodilla.

Quejas de Albentosa

Raúl Albentosa, central del Deportivo, ha analizado la derrota ante el Leganés (1-2). "Los últimos 25 minutos creo que física y mentalmente estuvimos flojos y perdimos el partido nosotros", declaró el blanquiazul.

El central admitió que el hecho de que el Deportivo tuviera 55 horas menos de descanso que el Leganés entre la cuarta y quinta jornadas del campeonato también influyó. "No voy a excusarme otra vez, pero se nota que ellos tenían más soltura", apuntó el defensa.

También se refirió a las decisiones arbitrales. "Trabajamos toda la semana y, por pequeños detalles, lo que yo ensayo en ataque no lo puedo hacer, porque subes ocho veces y te hacen ocho penaltis y yo con mi 1,93 lo hago en mi área y es penalti y tarjeta. Se habla de cuidar a Cristiano o Messi, hay que cuidar otras cosas también, que los demás también nos lo hemos ganado", aseguró.

En este sentido, insistió: "Yo mido dos metros y me dicen que no me pueden tirar, al final te rompen la nariz, casi me rompo la mano, ves las fotos, tienes una familia, tienes hijos por ahí jugando, y te sabe mal". Además, recordó que "en cinco jornadas" lleva "ocho faltas y tres amarillas" y ante el Leganés no le sacaron "la cuarta de milagro".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine