El conjunto vigués regresa al trabajo pendiente de Díaz

La preparación del partido estará marcada por la ausencia de los internacionales, que se reincorporarán de forma escalonada

05.09.2016 | 01:18
Marcelo Díaz trota sobre el césped de A Madroa. // M. Brea

El Celta regresa esta tarde a los entrenamientos en las instalaciones deportivas de A Madroa con la mirada puesta de lleno en el duelo del próximo sábado frente al Atlético de Madrid, en el que el grupo de Eduardo Berizzo se propone lograr su primer triunfo de la temporada. El técnico celeste prepara el choque condicionado por la ausencia de los ocho internacionales del equipo que permanecen concentrados con sus respectivas selecciones nacionales y pendiente del estado físico del centrocampista Marcelo Díaz , que trabaja a marchas forzadas para recuperarse de la lesión muscular que le impidió jugar la pasada jornada frente al Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu.

Díaz, que no ha acudido a la convocatoria con Chile precisamente para trabajar en su rehabilitación, sufrió en un entrenamiento tras el primer partido de Liga una rotura de fibras en la parte anterior de su muslo izquierdo con un pronóstico de convalecencia de unas tres semanas. La rápida capacidad de recuperación del internacional chileno, a pesar de su propensión a sufrir lesiones musculares, ha hecho concebir a Eduardo Berizzo fundadas esperanzas de que el futbolista pueda ser de la partida contra los colchoneros.

El técnico céltico no podrá contar en cambio para el choque con Rubén Blanco, también lesionado, y Carles Planas, que sufre una lesión muscular muy parecida a la de Marcelo Díaz como consecuencia del golpe recibido en el partido amistoso disputado el pasado jueves contra el Rápido de Bouzas en Balaídos. El pronóstico de recuperación del lateral catalán es de tres semanas.

El regreso a los entrenamientos estará marcado por la paulatina reincorporación al trabajo de los internacionales, que volverán a la ciudad con cuentagotas.

El primero en llegar será Daniel Wass, a quien el nuevo seleccionador danés, Age Hareide, apenas ha utilizado estos días. El centrocampista céltico disputó apenas 24 minutos en el amistoso del pasado miércoles frente a Liechtenstein y fue suplente en el choque de clasificación para el Mundial de Rusia que Dinamarca ganó ayer a Armenia gracias a un solitario gol de Christian Eriksen. Si no se producen problemas en los enlaces de los vuelos, Wass podría reincorporarse al trabajo esta misma tarde. Tras Wass se espera a Jonny, que disputa con la selección española sub 21 la fase de clasificación para el Europeo del próximo año en Polonia. El futbolista celeste, fue suplente en la goleada firmada por el conjunto que dirige Albert Celades el pasado jueves ante San Marino (6-0) en Castellón, pero podría volver esta tarde al once español en el decisivo encuentro que la Rojita disputará en Malmo frente a Suecia. Jonny regresará a la ciudad en la tarde de mañana, martes, y se reincorporará al trabajo el miércoles.

La jornada de mañana será de ajetreo para buena parte de los internacionales célticos. Guidetti juega con Suecia frente a Holanda; Bongonda, que el pasado sábado anotó el gol de la victoria ante Malta, se mide con la selección sub 21 Belga a la República Checa; y Pione Sisto, bigoleador con el equipo sub 21 danés frente al País de Gales, se enfrenta a Rumanía. Se les espera en A Madroa entre el miércoles y el jueves.

La jornada del martes también será pródiga para los célticos al otro lado del Atlántico. Tras no disponer de minutos la pasada semana ante Uruguay, Roncaglia podría jugar con Argentina frente a Venezuela, mientras que Orellana y Pablo Hernández, sin minutos contra Paraguay, se perfilan como titulares contra Bolivia en Santiago. Hernández y Orellana estarán en Vigo el jueves y Roncaglia llegará el viernes, víspera del choque ante el Atlético.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine