fórmula 1 gran premio en hungría

Sainz y Alonso se asoman a las alturas

Los españoles saldrán sexto y séptimo tras una accidentada calificación que dominó el Mercedes de Rosberg

24.07.2016 | 04:55
Alonso y Sainz, antes de la sesión de calificación. // Efe

Fue la de ayer la sesión de clasificación más larga y accidentada de la temporada. Casi dos horas por culpa de las tres banderas rojas consecuencia de las salidas de pista de Ericsson (Sauber), Massa (Williams) y Haryanto (Manor) en la Q1. Pero también la más emocionante de la temporada, decidida en el último suspiro a favor del alemán Nico Rosberg (Mercedes) y con Carlos Sainz y Fernando Alonso ganando una importante cuota de protagonismo en una pista de condiciones cambiantes y peligrosas. Y es que la sesión empezó bajo una lluvia extrema y terminó con un carril seco y bajo el sol. Y cuando las dificultades endurecen el camino las manos de los pilotos consiguen compensar la falta de caballería de los propulsores.Por eso Alonso firmó el mejor sábado desde su regreso hace dos años a McLaren con una séptima plaza final... que le supo a poco.

Y es que tercero en la Q1 tras las "flechas de plata" de Rosberg y Hamilton y con el cuarto mejor crono de la Q2 sólo superado por Rosberg y los Red Bull de Verstappen y Ricciardo, el bicampeón asturiano exprimió al máximo su McLaren en una pista en la que hace ya nada menos que trece años lograba su primera victoria en el "Circo". Pero le faltó redondear su actuación en la definitiva Q3, en la que se hacía con la séptima plaza en su segundo intento pero con tiempo para intentar la mejora en una última vuelta lanzada. Y se la jugó.

Pasó por el garaje el ovetense, puso un juego de neumáticos superblandos nuevos en su MP4-31 y buscó la heroica conduciendo por el estrecho pasillo seco que habían ido creando en la pista los monoplazas en cuanto cesó la lluvia. Y apurando al máximo por los pianos en busca de una posible quinta plaza -los Mercedes y los Red Bull son inalcanzables bajo la lluvia, el sol o las estrellas- el asturiano "pisó" uno de los charcos que aún quedaban haciendo un trompo que arruinaba sus opciones y provocaba una bandera amarilla que también acababa con las de Hamilton.

"Cometí un error e hice un trompo, así que me queda un sabor agridulce porque fue un buen sábado pero podía haber estado por delante del Ferrari de Vettel. Pero creo que en carrera tendremos una buena oportunidad de puntuar", señaló Alonso al término de la sesión.

La pole, con Hamilton sin poder completar una vuelta final en la que estaba marcando los mejores tiempos por culpa del trompo de Alonso, se la quedaba el alemán Nico Rosberg, la cuarta de la temporada y desde la que buscará hoy cortar la racha de su compañero de escudería, que ha venido recortándole la ventaja en la general hasta quedar en un solo punto (168 del alemán por los 167 del británico).




Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine