fútbol - Segunda División femenina

El Olivo certifica su título de campeón

El cuadro olívico golea al Milagrosa y canta el alirón a falta de tres jornadas para que concluya el curso

18.04.2016 | 07:17
Las jugadoras de El Olivo, ayer a su llegada en Navia tras el partido disputado en Lugo. // Marta G. Brea

Por fin. Al segundo intento El Olivo se proclamó campeón de su grupo de la Segunda División femenina después de dominar con mano de hierro todo el curso. El 0-5 logrado ayer en el Luis López Gorgoso ante el SCD Milagrosa lucense le permite al conjunto de David Ferreiro celebrar el título que le da derecho, por sexta vez en su historia (cuarta consecutiva) de disputar el play off de ascenso a la máxima categoría.

Marcó San el primer gol de las viguesas ayer en Lugo en el min. 25. Se sacudía la presión el cuadro vigués, que en su primera ocasión de poder sellar el triunfo de forma matemática, ante el Ave Fénix, le tembló el pulso cediendo su segundo empate de la campaña (2-2). Fue toda una sorpresa que las de Ferreiro no pudieran descorchar el champán la jornada anterior en Navia. Pero el guión ya estaba escrito. Tal y como había transcurrido la campaña, El Olivo acabaría siendo campeón antes o después.

Y el certificado de campeón llegó ayer, en Lugo. Al gol de San le siguieron cuatro consecutivos de Joana Montouto que servía a las viguesas para retomar sus mejores sensaciones, sacudirse la presión y centrarse ya, sin apenas tiempo de celebrar, en lo que está por venir. Las olívicas sueñan ya con la fase de ascenso. Llevan jornadas trabajando por y para su nuevo intento de regreso a la élite.

Iniciaron la campaña las verdes de forma arrolladora, con goleadas como 0-8 ante el Victoria; 14-0 ante el Tordoia o 13-0 ante Erizana. Desde que arrancó el curso siempre reinó en las alturas y no cedió el liderato en ningún momento. Acumuló un registro estratosférico de 16 jornadas consecutivas sin perder, hasta que el Zamora Amigos del Duero, en la jornada 18, se llevó un punto del Pahíño (2-2).

Un toque de atención para las olívicas, que parecían haber perdido su intensidad. Pero ese pequeño contratiempo sirvió para que trabajasen más en su concentración, en su intensidad y llegaron nuevas goleadas ante Arousana (1-5) y Erizana (2-5). En la jornada 22, el pasado 3 de abril, El Olivo tuvo su primera oportunidad ante el Ave Fénix Racing. Llegó el segundo empate (2-2) y la fiesta no pudo celebrarse en Navia. Pero ayer El Olivo sí que vivió un día de fiesta. Faltan tres jornadas para poner fin a la temporada y el cuadro vigués certifica el título con unos números de vértigo, ya que ha marcado 106 goles y solo ha encajado 16.

Ahora, los tres partidos que restan ante Orzán, Mareo (en Navia) y Sárdoma servirán para seguir preparando el gran reto del cuadro vigués, la fase de ascenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine