balonmano - División de Honor Plata masculina

Como un niño con zapatos nuevos

El Octavio retoma la competición en Irún, donde podrá debutar Guillermo Herrero

16.04.2016 | 02:40
Jabato da instrucciones a sus jugadores durante el partido ante el Bordils. // Marta G. Brea

Tras casi un mes de parón en la División de Honor Plata masculina, el Academia Octavio vuelve a ponerse el mono de trabajo para desplazarse a Irún, donde se medirá al Bidasoa, segundo clasificado de la categoría, que viene cosechar ante el FC Barcelona su tercera derrota del curso (31-27).

Un parón que aún está por ver si ha beneficiado o no a los pupilos de Jabato, ya que en la última jornada conseguían imponerse al Bordils en As Travesas (27-25), con lo que recuperaban la esperanza y la fe en la salvación. Quizá el parón haya servido para asimilar y oxigenar una plantilla obligada al esfuerzo continuo más allá de sus posibilidades en la titánica lucha por lograr la salvación. Pero Jabato opta por la prudencia. "El parón esperemos que nos haya venido bien. Lo veremos a final de año", indica.

La expedición rojilla viaja en esta ocasión cargada de esperanza e ilusión, pero también con un nuevo integrante, el primera línea Guillermo Herrero, procedente del Sinfín. En la temporada 2014-2015 estuvo cedido en el Santoña, en Primera Nacional, donde exhibió su facilidad anotadora, y en la actual había pasado al Vallebuena.

"Es un primera línea del estilo de Rubén Figueirido", decía el técnico académico tras su contratación. "Nos va a aportar en la faceta ofensiva. Será una alternativa más a manejar".

La de Herrero es la segunda incorporación de los académicos en este segundo tramo de la temporada. En enero llegaba también el refuerzo polaco Mbanefo, que poco a poco ha ido cogiendo ritmo e integrándose en el juego y en la plantilla.

Jabato confirma que hoy, en el pabellón de Artaleku, debutará Herrero. Además, el equipo se presenta sin bajas, algo vital en su lucha por seguir alimentando su esperanza de salvación.

La posición en la tabla podría no invitar al optimismo (es último, a dos puntos de Cisne y Amenabar), pero en su situación el Octavio se rige ya por sensaciones. Y en este episodio, puede que el cuadro rojillo se encuentre en uno de sus mejores momentos. Su lenta agonía, lejos de desgastarlo, le ha permitido mostrar su parte más luchadora. Tanto que le ha permitido encontrar en la zozobra un pequeña vía de salvación a la que ha decidido agarrarse con todas sus fuerzas. El último triunfo en As Travesas ante el Bordils les ha hecho ver que no todo está perdido. La retirada del BM. Aragón en Asobal podría beneficiarle en la carambola. Soñar no cuesta nada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine