balonmano - División de Honor Plata Masculina

Un mes con la calculadora

El Octavio ha llegado al parón liguero con "ilusión" de apurar sus escasas opciones de salvación

24.03.2016 | 02:19

El Academia Octavio está casi muerto en la División de Honor Plata Masculina pero el casi supone un matiz importante. De hecho, ya muchos pronosticaban que habría llegado finiquitado al parón liguero. Tres victorias consecutivas en As Travesas alientan la esperanza de los académicos de seguir dando batalla hasta el final. Son cinco los equipos totalmente implicados en una batalla que dependerá de muchos factores propios y ajenos.

La División de Honor Plata masculina se ha detenido hasta el 16 de abril. Un mes extraño antes de afrontar las últimas seis jornadas ligueras. El Academia Octavio ha llegado a este parón como colista y casi desahuciado, pero todavía vivo. "Mantemos la ilusión y las ganas", concreta el entrenador rojillo, Jabato.

El manchego, tras el entrenamiento de ayer, ha concedido descanso a sus jugadores hasta el próximo martes. Después irán recobrando el ritmo habitual de trabajo. Su competición se reanudará con la visita al Bidasoa Irún, segundo clasificado. Un reto imposible pero es ese exactamente el territorio en el que se mueve el Octavio.

Tres descienden. El Octavio acumula 10 puntos. El Nava marca la frontera de la salvación con 13. Hasta La Roca (15) y Bordils (17) pueden considerarse todavía incluidos en la pelea. Los cálculos habituales cifran la permanencia en un mínimo de 18. Hay muchos enfrentamientos directos entre los cinco competidores. Cazar al Bordils se antoja excesivo para el Octavio, que en ese camino debería haber superado a muchos otros. Jabato, sin embargo, indica que La Roca puede ser un objetivo más asequible que el Nava. El entrenador académico ha analizado bien el calendario y el de los catalanes resulta más áspero que el de los toledanos. "Al Nava no llegaremos pero quizás podamos hacerlo con La Roca".



Haz click para ampliar el gráfico

"Nosotros seguimos vivos. De lo contrario, este final de temporada se nos iba a hacer muy tedioso", reconoce Jabato. "Parece casi imposible que podamos conseguirlo pero aunque sea complicado, lo vamos a intentar. Es lo que hay. Podemos ser ese equipo que viene desde atrás y da un zarpazo".

Lo cierto es que el Octavio está en crecimiento tanto en dinámica de juego como en resultados. Solo ha sumado cinco victorias en veinticuatro partidos. Pero tres de ellas han llegado en los tres últimos partidos en casa. Fuera, la escuadra ha competido mejor que en esa etapa en la que encadenaba gruesas goleadas. Pero aún tiene que avanzar un paso más. "Necesitamos ganar todos los partidos en As Travesas y no será fácil. Nos quedan adversarios como el Barcelona B. Y además necesitamos ganar alguno fuera. El problema es que casi todos nuestros rivales se están jugando todavía algo, salvo quizás el Alcobendas en la última jornada", valora.

No espera, en consecuencia, favores ajenos. Porque el Barça B tampoco tiene objetivos competitivos pero eso va inscrito en su naturaleza y no afecta a su juego. Las circunstancias del rival también influyen. El Cisne acaba de obtener una sorprendente victoria en casa del Zamora. Los zamoranos, ya alejados del puesto de ascenso directo, han empezado a administrar energías de cara al play off y ante los pontevedreses reservaron a sus cuatro mejores jugadores. Y el Zamora también debe medirse a Nava o Amenabar. "Es lo que hay. Ajo y agua", se resigna Jabato.

Los numerosos enfrentamientos directos tendrán un peso decisivo. Y el average, que el Octavio tiene ganado con Amenabar, perdido con La Roca y Nava y por decidir con Cisne. Las combinaciones de empates múltiples marean. Para el Octavio ya sería un éxito tener que preocuparse por esos cálculos. Jabato, en todo caso, recuerda: "Nosotros tenemos que sacar adelante lo nuestro. De lo contrario, poco importará qué hagan los demás".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine