Un doble desafío para el Calderón

El Celta desplegará todo su arsenal mañana ante el Atlético con la idea de mantener su portería a cero y encontrar el gol que puede decantar la eliminatoria a su favor - Jonny: "Podemos hacer historia y ganar la Copa"

26.01.2016 | 03:22
Jonny Castro, a la derecha, realiza un ejercicio con pesas junto a Carles Planas (izquierda) durante el entrenamiento matinal celebrado ayer por el Celta en A Madroa. // Marta G. Brea

El Celta tiene depositadas grandes esperanzas en sorprender mañana al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón y plantarse en las semifinales de la Copa del Rey 15 años después de su última comparecencia en la penúltima ronda del torneo del k.o., tras dejar en la cuneta al Mallorca en febrero de 2001. El valioso empate sin goles obtenido la pasada semana en el primer asalto de la eliminatoria en Balaídos refuerza las expectativas de los celestes, a los que sirve cualquier casi cualquier empate -el cero a cero les llevaría, en el peor de los casos, a jugarse el pase en la tanda de penaltis- y cuentan con la ventaja del valor doble de sus goles en campo contrario. Con este doble objetivo, el de mantener la portería a cero pero sobre todo con la idea de tratar de anotar afronta, muy esperanzado, el Celta el choque.

Jonny Castro, el defensa para todo de Berizzo, se mostraba ayer concluyente al respecto. "Tenemos muchas posibilidades de ir a un gran campo, como es el Calderón, y eliminarlos allí porque el equipo tiene una mentalidad muy buena", aseguró el zaguero céltico, que remachó: "Podemos hacer historia. Es verdad que hemos jugado tres finales, pero hace mucho tiempo que el Celta no pasa de cuartos de final y yo creo que este año se puede llegar a ganar la Copa y queremos luchar para ello".

A diferencia del curso pasado, en el que la Copa fue un objetivo secundario, Eduardo Berizzo se ha tomado la competición como una prioridad y prepara el asalto al estadio del Manzanares con todo el arsenal tras reservar en el último partido de Liga contra el Rayo Vallecano a la mayoría de sus titulares.

El Atlético, en cambio, rotará poco. El preparador colchonero, Diego Simeone, alineó el pasado domingo ante el Sevilla a siete de los titulares que jugaron en Balaídos y, con la visita al Camp Nou, donde el equipo rojiblanco se juega el sábado el liderato en la Liga, no se esperan demasiadas rotaciones. Pese a que el Atlético, que jugó el domingo, tendrá un día menos para recuperarse, Jonny no cree que el cansancio afecta mañana al rival. "El Atlético es un equipo que está más acostumbrado a jugar entre semana, pero sí que estaremos algo más frescos que ellos y ojalá lo notemos sobre el campo. El partido de Balaídos fue de mucho desgaste y trabajo. Esto también va a pasar en el Calderón y esperamos que no nos pase factura".

El plan de acción celeste, según el zaguero canterano, pasa por intentar mantener la portería a cero y llevar la iniciativa del juego en busca de un gol que obligue al adversario a marcar dos. "Cualquier empate, salvo el cero a cero, que nos llevaría a la prórroga nos vale, pero nosotros vamos a salir con mentalidad ganadora, como siempre, e intentar hacernos dueños del balón y del partido", afirma Jonny, que subraya la solvencia defensiva del Atlético, que esta temporada solo ha encajado en el Calderón cinco goles en diez partidos de Liga y dos de Copa, como el principal escollo a superar. "El Atlético es un equipo al que es muy difícil meterle gol, tanto teniendo el balón como juego directo.Nosotros seremos fieles a nuestra mentalidad de tener la posesión, ser verticales y, por qué no, jugar con balones aéreos y a la espalda de su defensa, como hicimos en casa. Alternaremos las dos fórmulas, pero habrá que jugar muy bien para poder marcarles un gol", admite.

Aunque Simeone oculta por el momento sus cartas, el once que el argentino prevé alienar mañana frente al Celta no va a diferir mucho del que jugó el pasado miércoles en Balaídos: Moyá defenderá la portería, Savic o Jiménez acompañarían a Godín en el eje de la defensa; Carrasco y Augusto formarán presumiblemente en medio campo; y el colombiano Jackson Martínez tendría una nueva oportunidad en punta.

A pesar del envite del fin de semana en el Camp Nou, el duelo frente al Celta es ahora mismo la gran prioridad de los colchoneros y así lo reconocía ayer su capitán Gabriel Fernández, Gabi. "Tenemos un partido el miércoles que es muy importante para nosotros, nos permitiría estar en semifinales de la Copa del Rey, que es un título que nos hizo codearnos con Real Madrid y Barcelona en su momento y que nos hizo crecer como equipo. Yo creo que el partido del miércoles es más importante que el del Barcelona", afirmó Gabi, que no escamoteó elogios al Celta: "Es un equipo muy fuerte, que no solo mete muchos goles sino que también recibe pocos. Será muy complicado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine