voleibol - Superliga2 masculina

El Club Vigo cae por apatía

Falta de intensidad ofensiva y cúmulo de errores de los de Penedo ante el Leganés

22.11.2015 | 02:47
Un lance de un partido del Club VIgo, en Coia. // Adrián Irago

Mal partido del Club Vigo Voleibol ayer en Coia, donde encajó una dolorosa derrota ante el CV Leganés, un rival que se presentaba, a priori, asequible para los de Suso Penedo.

Ninguno de los dos equipos que saltaron ayer a la cancha de Coia tenía ganas de ganar; el que puso un poco más de intención fue el Leganés y por eso se llevó dos puntos. Para los vigueses, lo mejor fue el punto conseguido, que le permite seguir sumando; y para los visitantes, un alivio en su casillero.

El encuentro comenzó ya con una clara ventaja visitante que sin hacer nada se fueron en el marcador merced a los muchos errores que cometieron los locales. El que menos erró fue el que se llevó el set.

El segundo parcial significó una relajación visitante y, como consecuencia, los locales aprovecharon que en esta ocasión cometieron menos fallos para ponerse por delante en el marcador de hasta seis puntos, lo que les permitió cerrar el set con cierta tranquilidad.

Pero en el tercero los locales se mostraron incapaces de enlazar jugada alguna. Empezaron a cometer más errores en recepción y como consecuencia no había ataques. Las defensas brillaban por su ausencia y los visitantes, manteniendo su mismo nivel que en el comienzo del partido, fueron sumando puntos uno tras otro para terminar poniéndose por delante con un claro 1-2.

En el cuarto set ya se pudo ver a los locales un poco más entonados, pero solamente un poco, ya que los visitantes se fueron del partido y se relajaron demasiado. Todo esto motivó que los locales sumasen con mucha facilidad sobre todo por la cantidad de errores que cometieron los madrileños. El set fue fácil para los vigueses.

El quinto resulta una lotería, pero en esta ocasión más todavía por lo que se estaba presenciando. Los visitantes recuperaron el nivel de los primeros sets y no cometieron fallos, algo que los locales sí hicieron. Nuevamentel la recepción comenzó a fallar y los ataques, en algunos casos iban fuera. Todos esto motivó que el cambio de campo se hiciese con dos puntos de ventaja visitante 6-8. Los vigueses, con sus errores, dieron la victoria a un Legané que sin hacer un gran partido se llevó dos puntos de Coia.

Ahora toca recuperar anímicamente a los vigueses ya que la próxima semana se desplazan a disputar otro encuentro de rivalidad regional ante el Boiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine