Aspas sigue sin brillar en un derbi

El moañés, que provocó el penalti que falló Nolito, perdió su duelo particular con Lucas Pérez, gran baza ofensiva del Dépor

22.11.2015 | 05:08

El Deportivo sigue reafirmándose como la bestia negra de Iago Aspas. El celeste, al igual que todo el equipo, no tuvo su mejor noche y continúa sin lograr vencer ni marca un gol al eterno rival. El delantero perdió su lucha personal que mantenía con Lucas Pérez, quien sí se estrenó en un partido contra el Celta. El 'nueve' está ahora dos goles por debajo del coruñés, quien realizó un partido más completo y con más presencia que el de moaña. El juego ofrecido por los blanquiazules bloqueó completamente a Aspas, dejándolo sin ideas y sin que fuera capaz de armar una jugada de peligro.

La sombra del Deportivo es alargada y Aspas la tiene atragantada. El delantero moañés se fue de Riazor al igual que en sus encuentros anteriores: sin tres puntos y sin ser capaz de hacerle un gol al equipo de Víctor Sánchez.

El duelo con su homónimo blanquiazul, Lucas Pérez, estaba servido desde el minuto uno, y desde ese mismo momento, fue el coruñés el que se hizo protagonista del partido. No solo por goles, sino por su presencia y participación en jugadas, Lucas Pérez ganó la batalla a Aspas en el duelo de jugadores de cuna. Ni el Celta ni Iago tuvieron su noche.

El 'siete' del Dépor dispuso de las mejores ocasiones de su equipo, primero con una al palo al comienzo del partido. Pérez se veía cómodo en el campo, bajaba en la búsqueda de balones y participaba en el juego colectivo. Aspas, por su lado, sufrió como el resto del Celta las acometidas iniciales de los blanquiazules y tardó en encontrar su sitio en el césped. Los laterales y medios celestes no estaban afinados y muy pocos fueron los balones que llegaron a pies del 'nueve', sin embargo de sus botas salieron dos claras ocasiones de gol. Por un lado la asistencia atrás que el Tucu Hernández desde la frontal no supo aprovechar y la jugada clave del encuentro, con el derribo y penalti. Fernando Navarro empujó claramente a Aspas cuando iba a controlar en el área y el árbitro decretó la pena máxima, que no acertó a transformar Nolito.

El delantero disparó a puerta en cuatro ocasiones, aunque solo una fue entre los tres palos.

No aprovechó su movilidad

Mientras Aspas batallaba sin éxito con el balón y la férrea barrera blanquiazul, Lucas Pérez disponía de las ocasiones más claras. De sus botas salió el gol que abrió la lata. Un buen pase interior de Cani, que Bergantiños no llegó a controlar, hizo que el balón quedase muerto en el área y Pérez tan solo tuvo que empujarla al fondo de la meta de Sergio. Con este tanto, el coruñés ya suma ocho, tres en los últimos tres encuentros, demostrando una vez más que es la gran baza ofensiva del Deportivo.

En la primera parte aún dispuso de otra clara oportunidad de gol, pero pecó de generoso al asistir a Jonathan, que éste no pudo rematar porque la sacó Sergi Gómez en el último momento. La jugada del segundo gol también tuvo a Pérez como protagonista. Él presionaba a Jonny cuando éste marcó en propia puerta al ceder el esférico a Sergio.

Ambos jugadores dispusieron de pocas oportunidades para crear jugadas. Lucas Pérez realizó un total de 9 pases con un acierto del 75% mientras que Aspas logró 8 con un acierto del 67%, muy similar en ambos casos. El balón pasó tiempo por las botas del nueve celeste, único aspecto en el que gana el duelo personal entre ambos puntas. Un partido más y el Dépor sigue siendo la bestia negra del jugador moañés. Dos goles lo separan de Pérez (6-8) por ser el "pichichi gallego de la Liga". Su próxima oportunidad la tiene contra el Sporting en Balaídos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine