Berizzo rearmará el once con Augusto

El regreso del capitán, que ayer recibió el alta médica, llevará a Radoja o al Pablo Hernández al banquillo - El técnico debe elegir entre el equipo que conquistó el Sánchez Pizjuán o el que goleó en Balaídos al Barcelona

16.10.2015 | 04:55
Augusto (izquierda) corre junto a Daniel Wass y Eduardo Berizzo durante el entrenamiento matinal de ayer en A Madroa. // Ricardo Grobas

El regreso de Augusto Fernández, que ayer recibió el alta médica, propiciará una a leve recomposición del medio campo celeste para el duelo de este domingo ante el Villarreal. El capitán celeste estará a disposición de Eduardo Berizzo después de ser operado el pasado 29 de septiembre de la rotura del tendón extensor del segundo dedo de la mano derecha y causar baja ante el Getafe, antes del último parón liguero. Su regreso para enfrentarse al líder no constituye ninguna sorpresa porque el jugador lleva uno diez días trabajando a buen ritmo con el grupo -protegido por un aparatoso vendaje que todavía deberá llevar algunos días- y los médicos contaban con que estuviese disponible para el compromiso este domingo en El Madrigal.

Contando con que Daniel Wass es también un hombre fijo para Berizzo, la entrada de Augusto, que llega en perfectas condiciones físicas al partido, supondrá la salida del once de Nemanja Radoja o Pablo Hernández, el Tucu. En otras palabras, el preparador celeste debe optar si recurre al once que conquistó el Ramón Sánchez Pizjuán o echa mano del que dio un revolcón en la jornadas siguiente al Barcelona en Balaídos, pues en Ipurua, frente al Eibar, el técnico argentino hizo algunos cambios en la alineación para dosificar esfuerzos.

En el resto del equipo no se prevén cambios. La ausencia de Andreu Fontás, que sigue al margen del grupo por culpa de una persistente tendinitis aquílea, volverá a reunir a Gustavo Cabral y a Sergi Gómez en el eje de la defensa, que completarán Hugo Mallo y Jonny en las bandas. El lateral izquierdo del Celta realizó casi completo el exigente entrenamiento dispuesto ayer por Berizzo en A Madroa después de no jugar por culpa de unas molestias musculares los recientes compromisos de la selección española sub 21 ante Georgia y Suecia. "Tengo unas pequeñas molestias en las zonas del cuádriceps, pero no hubo rotura y decidimos que no jugase por precaución. Hoy [por ayer] ya entrené bien y aún faltan dos días para recuperarme del todo. En principio, no tendría que haber problemas, pero eso ya lo tendrá que ver el míster y el cuerpo médico", declaró en rueda de prensa del zaguero de Matamá tras la sesión preparatoria.

Jonny Castro y Fabián Orellana fueron de hecho los dos últimos internacionales del Celta en reincorporarse a los entrenamientos en las instalaciones deportivas de A Madroa tras permanecer concentrados con sus respectivas selecciones nacionales. Ambos estarán en un once -lo mismo que Daniel Wass y Nolito, que se reincorporaron al grupo el lunes y el miércoles pasado, respectivamente-, que completarán Sergio Álvarez y Iago Aspas.

En el banquillo, a la espera de una oportunidad, estarán Guidetti, convocado estos días con Suecia; Madinda, llamado por Gabón y Bongonda, tras participar con Bélgica sub 21, además de Señé, Carles Planas y el portero Néstor Día. Rubén Blanco, en la fase final de la recuperación de su lesión de hombro, no estará disponible hasta la próxima semana. El serbio Dejan Drazic, con una rotura fibrilar, también causará baja por lesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine