fútbol sala - Copa del Rey

El Mosteiro, a superar su techo

El equipo de Bembrive disputa la ronda de octavos ante el Santa Coloma

13.10.2015 | 02:12
Un lance de la primera eliminatoria del Mosteiro, ante el Rivas madrileño. // José Lores

El Mosteiro Bembrive tiene una nueva cita con la historia. El equipo entrenado por Roberto Carlos García, 'Pitu', juega esta noche la ronda de octavos de final de la Copa del Rey ante el Catgas E. Santa Coloma, equipo que milita en la máxima categoría nacional.

La ilusión por vivir otro gran día grande en el club (como sucediera en la pasada campaña, en la que los vigueses disputaron esta ronda ante el FC Barcelona en As Travesas), es la mejor arma a la que se aferra el Mosteiro, ya que, según 'Pitu', "quizá no lleguemos en nuestro mejor momento deportivo pero es el día más importante que tenemos esta temporada, por ahora al menos, y la ilusión contrarresta todo lo demás". El técnico indica que en lo que va de mes el equipo lleva tan solo cuatro entrenamientos, lo que complica, más si cabe, el intento de sorprender al Santa Coloma.

Además, las bajas de Eloy, lesionado de larga duración, y la de Berni por motivos personales serán un lastre difícil de contrarrestar. 'Pitu' sí podrá contar con Borrajo, pese a que arrastra molestias durante hace unas semanas. "Ya tengo una plantilla corta y con dos bajas tendré 10 jugadores, ocho de pista y dos porteros, para el partido", se lamenta.

Pero no hay inconveniente que merme la ilusión del equipo por esta nueva cita de Copa del Rey. Enfrente, un rival de entidad, complicado, y que obligará a los locales a un esfuerzo titánico. "Es un rival que hace los partidos muy abiertos y de mitad de cancha para adelante es de los mejores equipos de la categoría", analiza 'Pitu'. "Sus jugadores son desequilibrantes y con mucha calidad y quizá su punto débil sea el tema defensivo, que les cuesta un poco más", apunta.

'Pitu' se espera esta noche "un partido donde nosotros defenderemos y trataremos de tener nuestras oportunidades a la contra, pero dependemos mucho de cómo se lo tomen ellos y del ritmo que impongan". El Mosteiro, por su parte, esgrimirá las armas de la ilusión, del factor cancha, y el calor del público. "El tema de jugártela contra un rival de esta categoría hace que te motives muchísimo más. A ellos les costará motivarse porque no dejan de jugar contra un equipo de Segunda B, pero dependemos mucho de cómo se tomen ellos el partido. El año pasado contra el Barcelona vimos que fue imposible porque ellos vinieron a competir y nos trataron de tú a tú. Burela y Santiago (rivales a los que eliminó el Mosteiro en las rondas previas), no digo que no nos respetaran, pero no fueron capaces de encontrar la motivación suficiente para demostrar la superioridad que tienen. Ante el Santa Coloma, ya digo, dependemos más de ellos que de nosotros", dice.

"Para un equipo amateur disputar una ronda de octavos de Copa del Rey y ante un rival como éste es un premio. El Santa Coloma es el actual subcampeón y llegar a la final no es nada fácil y para nosotros es un premio y disfrutamos del día, del momento, de la semana... No tenemos siempre la oportunidad de que se hable de nosotros de esta forma y es lo que nos da la fuerza y la ilusión para intentar seguir otro paso más, que sería algo histórico", asegura el técnico.

En la Liga, el equipo se encuentra pasando "un pequeño bache", si bien aún no conoce la derrota en las cuatro jornadas disputadas hasta ahora. "Hemos ganado dos encuentros y hemos empatado otros dos. Se da la circunstancia de que a algún partido he ido solo con seis jugadores de campo, y así es imposible competir. Estamos buscando jugadores, pero es complicado con nuestra situación. A los chicos esto les está costando dinero. No tenemos ni fisioterapeuta, que se lo tienen que pagar ellos. Es complicado encontrar gente que te quiera venir así. Los nuevos, excepto uno o dos, lo han dejado y tengo los mismos jugadores que hace tres años", se lamenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine