Suscriptor
Historias irrepetibles

La canción de esclavos que se apropió el rugby

Un grupo de niños provocó que los aficionados ingleses adoptasen como himno oficioso un cántico espiritual negro

12.10.2015 | 08:11
Chris Oti consigue uno de los ensayos en el encuentro de 1988 ante Irlanda.
Chris Oti consigue uno de los ensayos en el encuentro de 1988 ante Irlanda.

Inglaterra vive una de las mayores tragedias de su deporte tras la eliminación de la selección de rugby del Mundial que organizaban. Por primera vez en la historia el anfitrión se queda fuera de los cuartos de final, algo difícil de digerir en ese país. En el partido del sábado, por primera vez en mucho tiempo, sus aficionados aparcaron el "Swing Low, Sweet Chariot", el himno oficioso de su rugby y que suele asomar cuando las cosas sonríen al XV de la Rosa. Una canción que llegó a este deporte por una simple casualidad.

Hace más de dos décadas que el rugby inglés adoptó como himno oficioso una envolvente canción procedente de...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 902 767 117 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo