balonmano - División de Honor Plata

El Octavio se examina tras hacer terapia

El equipo pasa página a la mala actuación ante el Alarcos y quiere competir en Valladolid

19.09.2015 | 02:09
La defensa del Alarcos Ciudad Real frena a Óscar Silva. // R. Grobas

Serenidad en el Academia Octavio. El equipo vigués ha encadenado dos derrotas en el inicio liguero, en Gijón (27-26) y la dolorosa de Navia ante el Alarcos (22-26). Los académicos visitan hoy al Valladolid y recibirán la próxima semana al Zamora, claros candidatos al ascenso. El inicio de campaña se les presenta áspero. Jabato llama a la calma: "Si seguimos trabajando igual, los puntos acabarán llegando".

Los dos primeros tropiezos tienen lecturas diferentes. Ante el Covadonga "el equipo fue competitivo. Decidieron los detalles", recuerda el entrenador, que admite: "Contra el Alarcos hicimos uno de nuestros peores partidos en casa. No recuerdo otro con solo 22 goles a favor".

Jabato ha querido atajar de cuajo cualquier decaimiento en la plantilla. Anuló el descanso del lunes y citó a los jugadores para una sesión de terapia y autocrítica. Su análisis es positivo. "El equipo está trabajando bien", insiste. "Si me baso en las sensaciones que me transmiten los jugadores durante la semana, son muy buenas, como el año pasado, y también tuvimos altibajos".

Porque es cierto que el Octavio, amparado en su solidez como local, fue puntuando de forma regular durante las primeras jornadas. Pero también sufrió una crisis al final de la primera vuelta, un desierto de cinco derrotas. "Aunque en momentos diferentes, pueden ser situaciones parecidas y no sabes qué preferir. Ahora nos queda mucho tiempo para reaccionar. Estamos tranquilos", asegura.

A nadie se le escapa la dificultad de puntuar en Valladolid, aunque el titular de la plaza atraviese un momento bajo en su historia. En crisis deportiva e institucional, pero con potencial suficiente para buscar el retorno a la Liga Asobal, el cuadro castellano ha mezclado fallos y aciertos en su particular arranque liguero. El Palma del Río sorprendió en la primera jornada al arrancar un empate de Huerta del Rey (24-24). "El Valladolid tenía el partido controlado, aunque sin llegar a despegarse. Quizás fue la típica actuación un poco tonta de los debuts, cuando a veces no se maneja bien la intensidad que quieres aplicar. El Palma ha construido un buen equipo y creyó en sus posibilidades". Los pucelanos disiparon cualquier duda el sábado pasado, al batir al poderoso Barcelona B por 28-32. "Si les había quedado una espinita, se la han sacado enseguida", señala el entrenador del Octavio, que destaca que el rival posee "jugadores de mucha calidad y que saben leer los momentos importantes".

Así que el Octavio fija sus prioridades más en las valoraciones internas que en la cosecha concreta. "Vamos con humildad y ganas de competir. En Valladolid hay muy buen ambiente, con muchos espectadores, lo que le gusta a los jugadores. Queremos regresar con buenas sensaciones", concluye Jabato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine