fútbol sala

De la ría de Vigo al golfo Pérsico

El ala redondelano Juan Puertas jugará en el Sporting Kuwait a las órdenes del entrenador olívico Ramiro López

03.09.2015 | 01:54
El ala redondelano Juan Puertas Bouzón, durante un encuentro.

Juan Puertas ha vivido lo mejor y lo peor del fútbol sala en su dilatada carrera. El deterioro económico del deporte que ama le ha amargado, por ejemplo, dos ascensos en los últimos años. Estaba considerando seriamente la posibilidad de retirarse cuando le ha surgido una aventura kuwaití que recarga su ilusión.

"Estoy un poco nerviosillo", admite Juan Puertas, si piensa en su próxima aventura profesional. Pudiera extrañar a sus 35 años. El redondelano está habituado a las mudanzas. Ha militado en Leis, Ourense, Lobelle, Torrejón, Talavera, Granada, Jaén, Levante... Ya probó a cruzar la frontera para jugar la pasada temporada en el Cascina Orte italiano. Pero nunca tan lejos de casa como ahora. Ha fichado por el Sporting Kuwait. Aunque la liga kuwaití empieza en octubre, el próximo viernes emprende el viaje más emocionante de su vida.

Ramiro López, entrenador vigués, se lleva a Puertas consigo. López ya lo tuvo a sus órdenes en el Orte. Juntos lograron el ascenso a la Serie A del fútbol sala trasalpino. No han podido disfrutar de su gesta. El Orte ha desaparecido por cuestiones económicas. Puertas había sufrido un disgusto parecido en 2012, cuando se ganó un puesto en División de Honor con el Oxipharma Granada. Un conflicto entre el club y el ayuntamiento nazarí destrozó el proyecto. Puertas estuvo a punto de irse en diciembre de ese año al Changchum Fengyum chino. Con todo apalabrado, problemas con el patrocinador deshicieron la operación. Puertas, que ha tenido al Levante y al Jaén como últimos destinos, y que en estos días se entrena con el Redondela, retoma la vía exótica.

Decepciones, ascensos frustrados en los despachos, propuestas que son más promesa de deuda que de ganancia... Puertas confía en encontrar en Kuwait un destino tranquilo, en el que disfrutar de su profesión. "La oferta está muy bien a nivel económico, tal y como está el balonmano por aquí con la crisis", compara el ala.

En la decisión de ir pesan también sus inquietudes personales: "Es la posibilidad de conocer otro país, otra cultura... Si no me fuese ahora, ya no me iría nunca. Y es además para seguir dedicándome a lo que más me gusta", comenta. En el pesaje de pros y contras, en definitiva, ha optado por arriesgar, aunque sea en solitario. Su novia, con trabajo, se queda.

Ramiro López será su gran apoyo personal, además de entrenador. También cononoce personalmente a Fernando, un brasileño que jugó durante varios años en el Guadalajara. Y por referencias, a Rafinha, otro brasileño, etiquetado como el gran astro de la liga kuwaití. El Sporting se cuenta entre "los tres o cuatro equipos más poderosos del país", aunque Puertas admite su ignorancia respecto al torneo doméstico. Sabe, sin embargo, que el fútbol sala está experimentando una gran progresión en el país de la mano de Luis Fonseca, el español que ejerce de seleccionador nacional de Kuwait, con la tuvo una participación histórica en el Mundial de Tailandia de 2012.

Puertas espera grandes instalaciones ("he visto fotos del gimnasio, que es impresionante"), se va con residencia asegurada y deseoso de conocer Kuwait. "Le llaman la pequeña América por sus rascacielos", informa, ilusionado por prolongar su carrera cuando se veía abocado a la retirada: "Ya no tenía muchas ganas de seguir. Había tenido ofertas, pero que no merecían la pena. De esta forma será un año más jugando y no pienso más allá

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine