Pablo Hernández, a punto de caramelo

En Chile dan por hecho que el Celta adquirirá el 70 por ciento del pase del centrocampista por 1,6 millones de euros ä El internacional firmará con el club celeste por dos temporadas, con opción a una tercera

06.06.2014 | 01:26
Pablo Hernández (izquierda) pugna por el balón con un rival en un encuentro de la Liga chilena entre O´Higgins y Palestino.

El fichaje del internacional chileno Pedro Pablo Hernández está a un paso de concretarse. Tanto que la prensa chilena daba por cerrado ayer un acuerdo entre el Celta y O'Higgins para el traspaso del futbolista al conjunto vigués por 1,6 millones de euros. Hernández firmará por las próximas dos campañas con opción a una tercera.

El precio del traspaso, según medios informativos de Rancagua, la capital del la región chilena de O'Higgins, ha sido pactado en 2,2 millones de dólares (1,6 millones de euros), una cifra considerablemente más baja de la que inicialmente solicitaba el club chileno, que había tasado a su estrella en 3 millones de dólares (2,2 millones de euros). El Celta adquiere el 70 por ciento del pase de Hernández, pues el 30 por ciento restante pertenece al Arsenal de Sarandí argentino, el anterior club del jugador.

A pesar de que el Celta no ha hecho oficial la contratación de Hernández, todos los indicios apuntan a que el centrocampista nacido en San Miguel de Tucumán (Argentina) y recientemente nacionalizado chileno se convertirá en el primer refuerzo del Celta para el curso 2014-15.

El club vigués había alcanzado de hecho ya un acuerdo con el jugador, que ha presionado a O'Higgins para fichar por el Celta prácticamente desde el instante en que Berizzo le mostró su interés por que le acompañase en su nueva aventura en la Liga española. A sus 27 años, Hernández considera que ha llegado el momento de dar el salto a una de las grandes ligas europeas y el fichaje de Berizzo por el Celta, un técnico que lo conoce bien y que lo valora, supone una inmejorable carta de presentación.

Pablo Hernández y el Celta no tardaron en ponerse de acuerdo, pero faltaba el visto bueno de O'Higgins, que no tardó en convencerse de que le sería muy complicado retener al jugador. El propio presidente del club rancagüino, Ricardo Abumohor, así lo admitía el pasado miércoles. "Se está manejando el tema y trataremos en lo posible de llegar a lo que sea más válido para ambos", dijo,.

A pesar de su reticencia a hablar de nombres, el nuevo entrenador del Celta no pudo evitar reconocer el pasado lunes, durante su presentación oficial en Balaídos, su interés por Pablo Hernández, a quien no escamoteó elogios. "Es un futbolista que conozco, que nos agrada por sus características de juego y que forma parte de mi gusto para ocupar este lugar que buscamos", dijo el Toto, que ve en Hernández al candidato ideal para cubrir la vacante de Rafinha.

"Es un volante ofensivo típico, un futbolista de gran envergadura, zurdo, muy atlético y dinámico. Es un centrocampista ofensivo con mucho gol y llegada al área rival", concretó Berizzo.

Lo cierto es que, un año después de incorporarse a O'Higgins, Pedro Pablo Hernández, al que apodan El Tucu o el Tucumano en referencia a su lugar de nacimiento, se ha convertido en una de las grandes sensaciones de la Liga chilena y en un hombre de peso en la selección que dirige Jorge Sampaoli, tras nacionalizarse en enero pasado.

Tras conquistar un Torneo de Apertura (con un decisivo gol ante la Universidad Católica) y ganar recientemente la Supercopa se le considera, junto a Berizzo, una de las piedras angulares del éxito de O'Higgins.

Una lesión muscular de última hora dejó Hernández fuera de Mundial de Brasil, aunque esta desgracia para el futbolista no le ha venido mal al Celta, que tenía prisa por cerrar el trato con O'Higgins y consideraba que su participación en Brasil podría encarecer su precio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine