BALONCESTO - Liga ACB

El Cajasol obliga al Real Madrid

El equipo blanco sufre ante los sevillanos para mantener su condición de invicto

07.04.2014 | 01:30
Satoransky, del Cajasol, entra a canasta. // Chema Moya

real Madrid 81

Draper (3), Mirotic (13), Darden (6), Llull (15) y Bourousis (5) -equipo inicial-, Rudy (8), Rodríguez (3), Slaughter (2), Díez, Mejri (13) y Reyes (13).

Cajasol 75

Bamforth (9), Radicevic, Porzingis (20), Satoransky (11) y Balvin (6) -equipo inicial-, Burjanadze (3), Franch (8), Hernangómez (8), Mata (10) y Urtasun.

PARCIALES: 19-11, 24-27, 16-15 y 22-22. Árbitros: Miguel A. Pérez Pérez, Francisco Araña y Miguel A. Pérez Niz. Porzingis fue eliminado por cinco personales (min. 33). Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima sexta jornada de la Liga Endesa de baloncesto disputado en el Palacio de Deportes de Madrid ante 8.637 espectadores.

El Real Madrid sufrió más de lo esperado para vencer, 81-75, a un Cajasol que aupado por la calidad y juventud de sus jugadores obligó al líder a ganarse la victoria.

La juventud del Cajasol y su exuberancia física fue el principal arma que esgrimió su técnico, Aíto García Reneses, perfecto conocedor de este tipo de partidos, tras 111 enfrentamientos contra el Real Madrid (48 victorias y 63 derrotas) a lo largo de muchos años en los banquillos.

La defensa de los sevillanos trató de ahogar el ataque del líder y, por momentos, consiguió su objetivo gracias a sus constantes cambios y a su abnegación.

El Madrid comenzó a sentirse incómodo y a comprender que el 'pegajoso' Cajasol no iba a rendirse a las primeras de cambio, 10-11 (min. 6.30).

La entrada en el partido del capitán, Felipe Reyes, propició una notable mejoría defensiva y el Cajasol no volvió a anotar en el primer cuarto, que finalizó con 19-11. Los seis triples lanzados sin acierto y la superioridad reboteadora del Real Madrid, lastraron en exceso el gran trabajo defensivo de los sevillanos.

Aíto no concedió ni un segundo de tregua y sus constantes cambios propiciaron un altísimo nivel de intensidad en su equipo. Pablo Laso, por su parte, también alteró algo sus rotaciones, intentando preservar del cansancio a sus jugadores con más minutos a lo largo de la temporada.

El líder hizo un par de amagos de romper el partido, 23-16 (min.12), pero se fue al descanso con un 43-38 y una derrota en el segunda parcial por 24-27, señal de que los ataques funcionaron mucho mejor que las defensas en los segundos diez minutos de juego.

Poco cambió el partido en el tercer acto. La calidad del Real Madrid, de la mano de Sergio Rodríguez, el 'Chacho', fue contrarrestada por el ímpetu de los sevillanos, por su fuerza y velocidad. De un 48-40 (min.32) se pasó a un 54-53 (min. 27.30).

Nikola Mirotic y Rudy Fernández tomaron el mando de las operaciones en los minutos de la verdad, bien secundados por Reyes y Llull. Los sevillanos lucharon hasta el final, pero con sufrimiento y con algún que otro susto el Real Madrid ganó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine