rugby - División de Honor

El Blusens se vuelca en el lado humano

Monreal prepara actividades para profundizar en la cohesión emocional del grupo

01.04.2014 | 02:05
Un jugador del Blusens busca el oval en la touch. // FDV

El Blusens Universidad de Vigo se mueve al límite en lo clasificatorio y lo físico. El equipo vigués, descartada ya la permanencia directa en la División de Honor del rugby español, maneja una ventaja de siete puntos sobre el colista Cajasol a falta de tres jornadas y con duelo directo en la penúltima. En la plantilla abundan los lesionados y los contusionados. Pero el entrenador, David Monreal, conserva la fe en los suyos y alimenta el espíritu de grupo. Es sobre esa base sobre la que quiere construir la salvación.

El XV del Olivo cayó por 49-14 en Santander ante el Bathco. Un resultado que no desanima. El cuadro cántabro recuperó de golpe a los ocho lesionados que habían provocado sus últimos malos resultados. Por el Blusens no viajaron Maguna, baja por lo que resta de campaña debido a una lesión de rodilla, y Lewis Marshall; éste se luxo el hombro y aunque pendiente de pruebas, probablemente tampoco vuelva a jugar. Nathan George no se recuperó de unas molestias. Otros como Hayes, Uru y Carlos López Marques fueron cayendo durante el encuentro. El césped artificial incrementaba la virulencia de los golpes. En la segunda parte Monreal, con el choque ya perdido, dio descanso a Maka Tatafu, pieza clave. Así que el equipo terminó con un XV íntegramente español -el argentino Berlande es de la casa-. En tales circunstancias, el técnico agradece el coraje de su equipo, que al menos recuperó sensaciones.

El grupo aprovechó además el desplazamiento para trabajar en su cohesión espiritual. Pasearon juntos por El Sardinero, charlaron, examinaron sus sentimientos. Entre los que trabajan y los que residen en A Coruña, Ourense o Lalín, Monreal apenas ha podido organizar actos de convivencia al margen de los entrenamientos. Y el catalán siempre ha considerado esencial esa faceta.

Así que, como preparación de las jornadas que restan y de la promoción de permanencia si se confirma, incidirá en este aspecto. Este sábado, tras el partido con El Salvador, plantilla y cuerpo técnico cenarán juntos. "El rugby se juega dentro del campo, pero es muy importante lo que sucede fuera. Siempre lo he pensado así", comenta el preparador.

En otra exploración de esa fraternidad, Monreal ha realizado una toma de contacto con los extranjeros respecto a su disponibilidad para ese previsible play off. El contrato de Marshall, Tatafu, Hayes y George vence con la temporada regular. Concluye el calendario europeo y se reactiva para ellos el del hemisferio sur. Aunque no hay nada cerrado con la directiva, los foráneos se han mostrado dispuestos a alargar su estancia para colaborar en que el Blusens continúe en División de Honor por cuarta campaña consecutiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine