fútbol - Copa del Rey juvenil

El Celta quiere redimirse ante el Barça

Los vigueses persiguen un buen resultado para viajar con garantías al choque de vuelta

19.05.2013 | 00:00
Álvaro Casas pelea un balón durante la final ante el Sevilla. // J. Lores
Álvaro Casas pelea un balón durante la final ante el Sevilla. // J. Lores

El Celta juvenil inicia esta mañana en las instalaciones deportivas de A Madroa, a partir de las 12 horas, su camino en la Copa del Rey. Los vigueses inician el torneo copero como subcampeones de España tras caer la semana pasada en la final ante el Sevilla, y afrontan este torneo con la intención de ir quemando etapas, buscando la clasificación para los cuartos de final.

A priori el sorteo ha sido caprichoso, ya que para la Copa se clasifican los dos primeros de cada grupo y el mejor tercero, con lo que los primeros emparejamientos son por proximidad y en teoría al Celta le hubieran tocado Osasuna o el Athletic de Bilbao. Sin embargo el Sporting de Gijón fue el mejor tercero, y rompió las combinaciones, perjudicando a los célticos.

Enfrente estará un Barcelona que vuelve a A Madroa con la lección aprendida tras caer eliminado en primera ronda de la Copa de Campeones ante el Las Palmas. El equipo de Jordi Vinyals llega con la intención de sacarse aquel mal sabor de boca y decidir la eliminatoria.

Lo que parece claro, es que el Barcelona de esta mañana no se va a parecer en nada al de hace una semana. En aquella ocasión los azulgranas acusaron en exceso el césped sintético de A Madroa y, posiblemente, no volverán a cometer dos veces los mismos errores.

El Celta llega a esta primera eliminatoria copera totalmente recuperado tras perder la final de la semana pasada ante el Sevilla. El paso de los días ha permitido reflexionar a los jugadores, que se han dado cuento de lo que han hecho en el último torneo. El equipo tardó un poco en recuperarse tras la final de Balaídos, pero desde el jueves están a pleno rendimiento y con la mente puesta en la Copa.

El partido de esta mañana presenta un gran atractivo para los aficionados, ya que se van a enfrentar dos equipos que apuestan por tener el balón y buscar el gol desde el primer momento. David de Dios afirmaba, con gran criterio, que "nos tomamos la ida y vuelta como un solo partido, el de este domingo", por esta mañana. Los célticos son conscientes de que la eliminatoria se puede escapar esta mañana, y por eso no piensan en la vuelta y están centrados en el encuentro de hoy.

En el Barcelona, la principal noticia es la vuelta a la convocatoria del delantero Sandro Ramírez tras tres meses de ausencia. El canario se lesionó en el mes de febrero al romperse el menisco externo de su rodilla izquierda. El técnico azulgrana no podrá contar con Maxi Rolón, que sufrió un esguince en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda.

Jordi Vinyals, entrenador del Barcelona, afirmaba en la web oficial del club, que "todos estamos con mucha ilusión para poder jugar esta competición. Queremos volver a recuperar nuestro nivel competitivo. En la Copa de Campeones nos faltó un poco de ritmo e intensidad. El Celta será un rival muy complicado". Con respecto al conjunto vigués, Vinyals dijo que "el Celta es un equipo equilibrado, juegan muy bien. Tienen muy buena presión y salida ofensiva. Tienen un nivel técnico alto y son fuertes. Los conocemos bien y creo que si somos capaces de llegar a nuestro nivel tendremos competitivo tendremos opciones"

El Barcelona podría repetir el mismo "once" que presentó en la Copa de Campeones, y que sería el formado por Ondoa en la portería, con Godswill, Robert, Bagnak y Gafarrot en defensa, con Samper por delante, Traore, Quesada, Alain y Calvet en el centro del campo y Cristian Herrera como hombre más adelantado.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine