Un punto de esperanza

El gol de Oubiña en la recta final del partido sirve para arañar un empate ante el FC Barcelona que tenía el partido de cara

31.03.2013 | 03:50

El Celta salió vivo del duelo ante el FC Barcelona. El conjunto vigués y el cuadro azulgrana afrontaban la cita con bajas importantes. El equipo de Abel Resino, que se adelantó gracias al gol de Natxo Insa, sufrió el gran partido de Tello. El canterano azulgrana anotó el tanto del empate y asistió a Messi en el segundo para los visitantes. Cuando todo parecía perdido emergió la figura de Oubiña. El capitán del cuadro celeste, a tres minutos para el final, anotó el gol de empate con un gran cabezazo. El empate no soluciona el problema clasificatorio, pero sí sirve para coger buenas sensaciones para la recta final de la temporada.

Los tres puntos eran una urgencia. El Celta necesitaba ganar ante una de las potencias del fútbol mundial. El Barça desembarca en Vigo sin sus piezas indiscutibles. No estaban todos, pero estaba Messi, el jugador franquicia. El conjunto vigués también estaba obligado a la metamorfosis. Álex López, Aspas y Túñez obligaban a Abel Resino a variar su once habitual.



El cuadro celeste dio la cara durante buena parte del encuentro. En el primer período puso en aprietos a Pinto, que con dos grandes manos evitó que, Piqué primero, y Oubiña después abriesen el marcador de un Balaídos que registró el ambiente de las grandes citas. El Celta seguía golpeando. Mantenía tácticamente a un Barça que insistía por la única fractura que había en la zaga local: la banda derecha celeste. Tello se convertía en la pesadilla para una retaguardia que, de momento, no tenía problemas para frenar a Messi, Alexis y compañía.

Oubiña volvía a avisar al peinar un saque de esquina. Nuevo susto para Pinto. Balaídos creía más que nunca. Pero esa ilusión subió enteros pasada la media hora de partido. Un toque sutil de Natxo Insa servía para abrir la lata. El alicantino, sorpresa en el once inicial, daba el primer paso para tumbar al todopoderoso Barça. La alegría duró poco. Sólo cinco minutos. La tristeza se produjo por la única fractura táctica que presentaba el Celta. Tello ganaba la espalda a la defensa local y se plantaba solo ante Javi Varas. El canterano batía al meta sevillano de disparo cruzado.

En el segundo período Roura metió a los "pesos pesados". Iniesta, Villa y Busquets saltaron al verde de Balaídos para acabar de derrotar a un Celta que, poco a poco, acusaba el desgaste físico. El conjunto vigués cedía metros. El Barça iba metiendo a su rival en el área. Tejía y tejía la red esperando a dar el aguijonazo final. Ese golpe llegó al filo de la media hora del segundo acto. Tello, quizás el hombre del partido, puso el balón en el corazón del área para que Messi rompiese su maldición ante Javi Varas y culminase su vuelta perfecta (19 partidos consecutivos anotando).

Los cambios de Abel Resino no surtían efecto. Park, que volvió a demostrar que pierde enteros cuando juega lejos del área, dejó su lugar a Mario Bermejo. De Lucas también entraba a escena en detrimento de Pranjic. Ni el catalán ni el cántabro ponían en aprietos a la defensa azulgrana. El manchego agotó los cambios dando la alternativa a Levy Madinda. El gabonés, que debutaba en Liga con el Celta, sustituía al goleador Natxo Insa. El técnico manchego insistía en oxigenar la sala de máquinas.

El FC Barcelona dormía el partido. El guión del encuentro parecía destinado a un triunfo visitante. Sin embargo, el Celta comenzó a asomarse por el área de Pinto. Llevó la disputa al campo de su oponente a pesar de no acabar de crear peligro. A tres minutos de la conclusión volvería a aparecer un goleador inesperado. Borja Oubiña, que dispuso de las dos ocasiones más claras del cuadro local, batía a Pinto con un gran cabezazo. El remate lo hubiera firmado el mismísimo Mario Bermejo. El capitán tiraba del carro. Su tanto sirve para retomar las buenas sensaciones de antaño y para alimentar el sueño de la permanencia. Quedan nueve partidos. Nueve batallas en las que será vital salir victorioso en la mayor parte de ellas para que Balaídos y el celtismo disfruten de tardes como la de hoy.

Ficha técnica:

Celta: Javi Varas; Jonny, Cabral, Demidov, Roberto Lago; Oubiña, Natxo Insa (Madinda, 80´); Augusto Fernández, Orellana, Pranjic (De Lucas, 68´); y Park (Mario Bermejo, 60´).

FC Barcelona: Pinto; Alves, Marc Bartra, Piqué, Montoya; Song, Thiago (Iniesta, 64´), Cesc (Busquets, 83´); Alexis (Villa, 67´), Tello y Messi.

Goles: 1-0: Natxo Insa (37´); 1-1: Tello (42´); 1-2: Messi (71´); 2-2: Oubiña (87´).

Árbitro: Mateu Lahoz (comité valenciano). Mostro tarjetas amarillas por parte del Celta a Cabral, Oubiña, Roberto Lago y Augusto Fernández mientras que por parte del FC Barcelona amonestó a Cesc, Oubiña. Cabral. Roberto Lago. Cesc, Alexis y Sergio Busquets.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine