Otra vuelta de tuerca a la presión

Cabral pide para el partido del Sánchez Pizjuán un Celta más agresivo sin el balón, junto y rápido en las coberturas

02.03.2013 | 10:43
Gustavo Cabral. // Ricardo Grobas
Gustavo Cabral. // Ricardo Grobas

Presión. Es la palabra recurrente en el nuevo estilo de juego que Abel Resino pretende inculcar al Celta. El técnico ha pedido un equipo más adelantado agresivo sin la pelota, y más compacto y rápido en las coberturas defensivas. "Lo que plantea el míster ya se ha visto un poco en el partido contra el Granada. Se trata de presionar, de hacer las coberturas, de estar un poco más arriba", precisa el Gustavo Cabral.

El defensa central argentino explica que Abel Resino ha programado en los últimos días varias sesiones de vídeo para corregir errores. "Esta semana hemos trabajado otra vez eso. Hemos visto vídeos nuestros para corregir errores y creo que se va a ver a un Celta presionando más, estando cerca de la marca y, a la hora de definir, ojalá podamos convertir", expone.

Cabral subraya la gran importancia que el entrenador castellano concede a la rapidez en la transición entre la defensa y el ataque y a la cobertura defensiva. Abel quiere, en este sentido, un equipo compacto y solidario. "Las coberturas en defensa, cuando al pelota va a un lado a otro, tienen que ser rápidas; el equipo tiene que estar juntito, los de arriba cerca de los del medio campo y los del medio campo de la defensa", observa.

El zaguero céltico prevé no pocas complicaciones para frenar el lunes a los atacantes del Sevilla, al que considera un gran equipo. "Son jugadores muy desequilibrantes, con llegadas letales. Tendremos que estar muy atentos a los desbordes y dentro del área. Tratar de que no nos conviertan sería muy bueno", señala Cabral, que desconoce si el técnico hará cambios en la defensa una vez que Andrés Túñez ha superado sus problemas musculares. "El míster lo decidirá a lo último, todavía no sabemos quién jugará pero el que esté se dejará la piel en el campo. No importa quién esté, importa el grupo y el resultado", sostiene.

El defensa céltico confía también en que el Sevilla acuse el cansancio de haber jugado el pasado sábado ante el Barcelona en la Liga y el miércoles en la semifinal de la Copa del Rey, donde fue eliminado por el Atlético de Madrid. "Tienen minutos sumados y seguramente acusarán un poco el cansancio. Si estamos cien por cien en el campo de juego y podemos llegar a la batalla, a medida que vayan pasando los minutos el cansancio se notará", argumenta.

En opinión de Cabral, puntuar en la cancha del Sevilla supondría un importante espaldarazo para el Celta en un momento especialmente delicado del campeonato. "Nuestros números de visitantes son muy pobres. Hemos cosechado cuatro puntos fuera de casa y es muy poquito. Esperemos traer algunos puntos de Sevilla, después de haber ganado al Granada nos daría mucho ánimo para seguir adelante", indica. Y agrega: "Tenemos un calendario muy complicado por delante y es imprescindible sumar. Nos queda trece finales por delante y tenemos que tratar de sumar muchos puntos".

Al cerrar la jornada, el Celta saltará al césped del Sánchez Pizjuán sabiendo qué han hecho sus rivales directos. Cabral aboga por no dejarse influir por ellos: "No tenemos que jugar con eso, solo preocuparnos de hacer un buen partido, sabiendo que si sumamos recortamos puntos con los de arriba. Queremos puntuar en Sevilla, y si son tres, mucho mejor".


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine