CELTA

Demoras en el cielo

Danilo y Renan se presentan en el entrenamiento del Celta con un día de retraso argumentando problemas aéreos

31.12.2008 | 01:00
Danilo, en primer término, y Renan, con Peña y Edu Moya, ayer, en A Madroa.
Danilo, en primer término, y Renan, con Peña y Edu Moya, ayer, en A Madroa.

Las malas comunicaciones aéreas entre Europa y América es el argumento que esgrimirán Danilo y Renan ante el Celta para justificar el día de retraso en incorporarse a los entrenamientos. Los dos futbolistas brasileños responsabilizan a la compañía portuguesa TAP de la demora y esperan que el club anule el expediente informativo que les abrió por llegar un día tarde a Vigo. Su compañero Fabiano regresó en la tarde de ayer y hoy se espera a Rosada y a Dinei. Respecto a Ghilas, todavía se desconoce la fecha que se reincorporará a la plantilla ya que tiene permiso para atender unos problemas familiares.
Danilo y Renan se autoexculparon ayer de cualquier responsabilidad por no incorporarse el lunes a los entrenamientos. Ambos futbolistas explicaron tras la sesión de trabajo en A Madroa que los retrasos en las salidas de los vuelos les impidieron estar en Vigo durante la jornada del domingo, como había señalado el club al establecer las vacaciones navideñas del primer equipo.
Ambos futbolistas, además de sus compatriotas George Lucas y Fabiano, comenzaron ese periodo festivo un día antes que el resto del equipo debido a que fueron excluidos por el técnico de la lista de convocados para el partido ante el Murcia. El viernes 19 al mediodía comenzaron oficialmente sus vacaciones, y tendrían que estar de regreso en Vigo el domingo 28 para entrenar al día siguiente.
"Tenemos que hablar con el club porque hicimos las cosas de la mejor manera posible. Si la TAP retrasa los vuelos pienso que la culpa no es nuestra. Tardamos tres días en llegar a Brasil: estaba previsto que llegásemos el viernes por la noche a casa y no lo hicimos hasta el lunes por la mañana. Para volver pasó lo mismo: ayer por la mañana [el lunes] aterrizamos en Lisboa con cuatro horas de retraso y perdimos los enlaces. Llamamos a José Ricardo (delegado del Celta). A Vigo llegamos sobre las dos de la tarde, llamamos al míster para entrenar y nos dijo que mañana [por ayer] estuviésemos en A Madroa para trabajar. Entonces, la culpa no es nuestra. Ahora vamos a ver qué pasa", zanjó Danilo, a la espera de la decisión del club sobre estas demoras en el cielo.


Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine