TOUR DE FRANCIA
 

Franck Schleck se viste de amarillo

21.07.2008 | 08:18

El luxemburgués arrebató el liderato a Evans, que no pudo con el ataque de Menchov y Sastre.

C. de Torres / prato nevoso

El australiano Simon Gerrans (Credit Agricole) conquistó la decimoquinta etapa del Tour de Francia disputada entre Embrun y Prato Nevoso, de 183 kilómetros, la primera etapa alpina con final en la cima italiana, de donde salió de líder el luxemburgués Franck Schleck, del CSC, equipo que dinamitó la carrera en el ascenso final.

Gerrans, de 28 años, frustró al español Egoi Martínez (Euskaltel), quien después de hacer un enorme trabajo en la escapada que llegó a buen puerto, fue segundo. Se puso a llorar pasada la meta porque el corredor del Credit le prometió que no le iba a atacar. La tercera plaza fue para el estadounidense Danny Pate (Garmin).

El austríaco Kohl (Gerolsteiner), quinto, se confirmó como revelación, Sastre le siguió a 4.03 del vencedor, Alejandro Valverde estuvo con los grandes y fue séptimo a 4.12, Menchov cedió al final y pasó octavo a 4.23, mientras que Franck Schleck cerraba el grupo a 4.41. El australiano Cadel Evans, a 4.50, se despidió del liderato.

El CSC salió victorioso de la etapa italiana. Logró el objetivo de vestir de amarillo a uno de sus jefes de filas. Le tocó a Franck Schleck y situó a Sastre sexto en la general a 49 segundos, con el resto de rivales a tiro de piedra. El madrileño le ganó la partida personal a Menchov por 20 segundos, a su propio compañero Franck le sacó 38 y a Evans 47.

El equipo danés marcó las pautas, destronó a Cadel Evans y ya sabe que otro de los enemigos a batir en las siguientes etapas alpinas es el sorprendente austríaco Berhnard Kohl, a solo 7 segundos del maillot amarillo. Evans descendió al tercer puesto del podio provisional, a 8, y Menchov, que atacó y se cayó, es cuarto a 38 segundos. Aparte de la buena impresión de Sastre, volvió a luchar entre los mejores Alejandro Valverde, que se metió noveno en el 'top ten' a 4.11 de Schleck y Samuel Sánchez se dejó la piel y figura décimo a 4.34.

La etapa llegó a Italia después de 9 años y respondió a las expectativas del espectáculo esperado. Hubo escapada tempranera que prosperó, lucha entre los favoritos al final y se sacaron conclusiones claras: el CSC es el equipo más fuerte y tiene dos bazas sólidas: Schleck y Sastre. El enemigo número uno es Menchov y Kohl no es un invitado de piedra.

Superado el descomunal susto, el pelotón se escindió en el descenso, con los favoritos delante en un grupo de 25 hombres. Los cuatro escapados seguían contando la ventaja a partir del cuarto de hora, camino del escenario de gala, la subida a Prato Nevoso, con sus 11,4 kilómetros al 6,9 por ciento de pendiente media, donde la afición se dio cita para recordar que el ciclismo no ha perdido aún su clientela, a pesar de todo.

El CSC movió las piezas camino del puerto. El campeón noruego Arvesen primero y luego la locomotora suiza Fabian Cancellara, pusieron al personal en fila india, con el gancho en el cuello, que se dice en el lenguaje ciclista. Una labor de desgaste para quemar después las naves con sus líderes en la subida. Tambores de guerra.

Martínez, Arrieta, Gerrans y Pate pasaron por la falda de la montaña italiana con más de 11 minutos de botín. Se iban a jugar la victoria. El español trató de dejar a sus compañeros, sin éxito, por lo que la etapa se definió en un esprint. Hubo poca discusión. Gerrans, un hombre rápido, arrancó para ganar con facilidad. De lo prometido nada de nada. Egoi confió en la palabra del "aussie", pero éste amarró una oportunidad inigualable para estrenar su palmarés. Marcó en meta 4h.50.44, a una media de 37,5 kms/hora. Las lágrimas, para el corredor del Euskaltel.

Mientras Andy Schleck (CSC) seleccionó el grupo principal con varios ataques de repetición. Aguantaron todos los favoritos, pero enseguida se vio que Evans no andaba sobrado de fuerzas. Menchov tomó nota y atacó a tres kilómetros de meta, con tan mala suerte que se fue al suelo. Le esperaron. Luego atacó Kohl y se le pegó Sastre y Menchov mientras Evans cedía lo que aprovechó Schleck para vestirse de amarillo.

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine